El llanto y la tristeza reinó en la despedida de la señora Carmen Torres Carrillo, quien fue acompañada en su último adiós por todos sus familiares y amigos más cercanos este viernes en su domicilio, en el barrio Jorge Pérez de Riohacha. En la calidez de su hogar, varias personas fueron a darle las más sinceras condolencias a sus familiares.

«¡Ay Carmen, párate de ahí, pórtate bien, ombe!», decía su hija, Yunise Gudines Torres, quién en medio del dolor, lloraba inconteniblemente, mientras era abrazada por sus demás familiares. Eran las 10:00 de la mañana, cuando los parientes de Torres Carrillo tuvieron que enfrentarse a la escena más cruda de sus vidas, decirle adiós a su ser querido más preciado.

En memoria de Carmen Victoria, un pastor evangélico ofició una ceremonia religiosa dentro del domicilio, momento donde las personas se aglomeraron a tal forma de que la muchedumbre no cabía dentro del humilde hogar.

-Publicidad-

Sus siete hijos: Eledys, Bernardo, Everlides, Breiner, Yanise, Luis y Lauren, estuvieron presentes y entre momentos de sollozos, exclamaban que su madre también fue su padre al mismo tiempo y que, fue una guerrera durante toda su vida, porque a todos los casó a delante gracias a su trabajo como empleada doméstica, donde fue apreciada por sus jefes, por las cualidades que resaltaban en ella como la honestidad.

Aunque el sol calentaba, familiares decidieron que trasladar el cadáver caminando en una caravana hasta por dos nueve cuadras en adelante, para finalmente trasladarse en vehículos dispuestos para llegar al cementerio Central de Riohacha.

Es de recordar que Torres Carrillo falleció este miércoles a las 12:00 del mediodía, en una clínica de la ciudad de Valledupar, en el departamento del Cesar, víctima de un paro respiratorio, quien desde hace varios meses atrás permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, de la misma clínica.

-Publicidad-