Los guajiros deben escoger bien a sus gobernantes y no deben ser indiferentes a la situación que vive el Departamento.

Como todos los años, miles de feligreses se congregaron en torno a las festividades en honor a Nuestra Señora de los Remedios en la eucaristía celebrada por monseñor Héctor Salah Zuleta, quien acompañado de algunos sacerdotes que pertenecen a la Diócesis de Riohacha, honraron a la Patrona de los creyentes riohacheros.

A esta celebración acudieron también los mandatarios Wilson Rojas y Juan Carlos Suaza Móvil, acompañado de su esposa, la gestora social Marisol García, entre otras figuras políticas de la región.

En su homilía el obispo Héctor Salah destacó la participación de los hombres en la tradicional ‘ceremonia de la luz’, quienes asistieron para recibir el cirio. 

-Publicidad-

“Este es el símbolo religioso que llevarán a sus hogares, para transmitir a su familia el mensaje de Jesús que sigue siendo la luz que ilumina las tinieblas en las que frecuentemente caminamos hombres, mujeres, pueblos y naciones”, expresó el Obispo. 

En ese sentido, resaltó que esa es la noticia real de esperanza para las familias, además se refirió al aumento y  producción de medios de comunicación, a la vez que criticó el papel de las redes sociales, manifestando  que en algunas oportunidades se convierten en ‘redes antisociales’, ya que pueden generar mentiras, odios, zozobra y violencia en los corazones de quienes las utilizan con frecuencia y se vuelven adictos a ella.

Por otra parte, señaló que la oscuridad y la ceguera espiritual impiden a las personas ver la realidad. “Quienes podemos ver no siempre somos coherentes con nuestras convicciones”, dijo.

El Obispo ofició la misa principal en el marco de las fiestas que se celebraron este sábado 2 de febrero en honor a la patrona de los riohacheros, La Vieja Mello.

De igual manera, agregó que muchas veces tanto hombres como mujeres pueden dejarse llevar por  la supremacía de los interés personales, cometiendo el error de repetir los errores del pasado, manipulando las soluciones en beneficio propio, perdiendo el sentido del servicio a la comunidad.

Añadió que, actualmente las sociedades y las personas, se saturan de pesimismo y desesperanza, sin embargo indicó que los fieles creyentes están llamados a luchar contra los males como la muerte, pobreza, guerra, esclavitud, racismo, conflicto, inestabilidad relativismo, analfabetismo.

Asimismo, recalcó que la  ciencia sin humanidad, la política sin principios y los negocios sin moralidad, se convierten en prácticas inútiles y peligrosas.

Por lo que expresó que la luz de Cristo lleva a compromisos concretos, como por ejemplo contra la muerte, es necesario un compromiso con la vida en todas sus expresiones; contra la pobreza, una lucha no violenta a favor de la justicia social; contra la guerra, acción y compromiso para la construcción de todos de la paz; contra todas las esclavitudes, trabajo por la liberación de todos; contra el racismo y discriminación, aceptación y respeto por las diferencias; contra el conflicto, compasión perdón, respeto y reconciliación; y contra la inestabilidad, formación no ideologizada para la democracia.

Contra el analfabetismo, educación y calidad para todos; contra el relativismo, formación ética para el respeto de los derechos  y dignidad de todos; contra la corrupción, denuncia, verdad, justicia y reparación.

Advirtió que esta lucha puede conducir a la persecución de quienes quieran ser coherentes, pero animó a los feligreses a continuar en este camino.

Destacó el compromiso de elegir bien y con responsabilidad en las venideras elecciones del mes de octubre a quienes por cuatro años tendrán la tarea de velar y actuar en función de lograr el bienestar integral de todos los guajiros, sin importar la condición social, política, económica y religiosa. 

El obispo de la Diócesis de Riohacha, Héctor Salah Zuleta solemnizó la misa en honor a la virgen Nuestra Señora de los Remedios.

Ante esto, hizo la invitación a los jóvenes y creyentes a elegir con responsabilidad a una persona por su idoneidad y honestidad, capaz de vibrar en la búsqueda del bien común.

También se refirió a la situación política y social de Venezuela destacando que es un reto actual en el cual no se puede ser indiferente ya que es una “emergencia humanitaria”, a la que todos debemos responder según nuestras posibilidades.

Finalmente, manifestó que a pesar de que la presencia de algunos ‘insensatos puede llenarnos de pesimismo’, es importante no caer en la dolorosa tentación de la xenofobia.

-Publicidad-