20 hectáreas de pasto seco fueron consumidas por el voraz incendio.

Un voraz incendió presentado en  cinco predios rurales de la jurisdicción de este municipio, consumieron alrededor de 20 hectáreas de pasto seco, desatando una emergencia que debió ser atendida  por el Cuerpo de Bomberos de esta localidad.

Con una máquina extintora y el acompañamiento de algunos labriegos de la zona, se logró controlar las llamas, que afectaron hierbas y matorrales, que estuvieron prolongadas por varias horas.

Uno de estos fuegos forestales los controlaron los socorristas en la vía Fonseca Barrancas, donde resultaron afectados los terrenos de las fincas “María Fanny,” “Las Bendiciones” y “Villa Ludis”. Otra quema fue sofocada en la carretera que conduce al corregimiento de Conejo en suelos de las estancias agropecuarias, “Los Posos” y “Villeta”.

-Publicidad-

Según indicaron por las unidades de la institución bomberil, las brizas constantes provocaron que el fuego se propagara rápidamente. Añadieron que en las áreas chamuscadas habitan aves, culebras y otras especies animales.

Asimismo, conceptuaron que la vegetación consumida por la deflagración podría tardar de cinco a 10 años en recuperarse.

-Publicidad-