Estas son las oficinas de Sol Wayúu, a la que los profesores no la quieren para que les preste el servicio de salud.

Con bocina en mano y pancartas con diferentes mensajes, los docentes guajiros salieron a las calles de Riohacha este jueves, para alzar su voz en contra de un régimen de salud que, a su criterio ha estado deteriorando el bienestar y la integridad del gremio, violando así las garantías de la salud.

La movilización se inició en la plaza Bolívar desde las 7:00 de la mañana y recorrió la avenida de Los Estudiantes, para desviarse por la calle 11A y llegar a la sede de Sol Wayúu, centro de servicio salud que canaliza la atención de los docentes.

Allí los maestros lanzaron arengas y consigna contra el pésimo servicio que le presta la nueva empresa que concursó para ganarse este año el contrato de prestación del servicio de salud para los profesores y su familia en La Guajira.

-Publicidad-

La docente, Carmen Mileydis Ibarra Campo, indicó que la salud de su comunidad de compañeros docentes es precaria: “Las personas se burlan de nosotros en la cara. Ya estamos cansados de tanto atropello. Es un descaro único del Gobierno hacia la comunidad. Nuestras familias se mueren y no pasa nada. La emisión de cita tarda hasta un año y eso no es justo”.

Muchos de los docentes presentes denunciaron públicamente que presuntamente son asesinados lentamente con ciertos medicamente para que luego desaparezcan y el Gobierno se libre de la cancelación a los pensionados de la educación.


Neider Javier Tapia Manjarrez

Neider Javier Tapia Manjarrez fue otro de los docentes, oriundo del municipio de Dibulla, aseguró que el gremio está teniendo nuevos ataques por parte del Gobierno Nacional. Indicó que tienen razones suficientes para salir a las calles, no quedarse callados y enfrentar esa lucha, de tal manera que «podamos tener conversaciones para llegar a un acuerdo con el Ministerio de Educación».

La movilización recorrió la carrera 6 del Distrito para llegar hasta la sede de la Gobernación con el propósito de poder entablar una conversación con el gobernador encargado, Wilson Rojas Vanegas; y posteriormente llegar hasta a la Plaza Padilla, en donde realizaron varias intervenciones de tipo informativa y ahí finalizó la concentración al filo del mediodía.

-Publicidad-