-Publicidad-

En una funeraria de la calle Ancha, familiares esperaban por el cuerpo Mauricio Gamboa Ayala, de 42 años de edad, para luego trasladarlo a San Vicente de Chucurí, municipio perteneciente al departamento de Santander, de donde era natural, quien fue muerto la mañana de este lunes en la vía que de Riohacha conduce a Maicao.

Ante esta situación, Alkin Gamboa, hermano del fallecido, informó a este medio que sus familiares se enteraron de la trágica noticia por una llamada telefónica que recibió una tía por parte de la empresa a la que trabajaba.

Aunque la tristeza invadía los sentimientos de Alkin Gamboa sin mucho que pensar alistó una maleta y viajó desde Bogotá hasta Riohacha para agilizar todos los procesos que requiere poder trasladar el cuerpo de su hermano y así darle cristiana sepultura.

-Publicidad-

Así como también, compartió  que era el tercero de cinco hermanos y quien dejó huérfanas de padre a dos niñas; una de 11 y otra de cinco años de edad, quien demostraba ser un padre responsable y atento con sus hijas.

Por otro lado, agregó que su hermano desde hace muchos años se dedicó a conducir vehículos pesados y con esta empresa llevaba alrededor de dos años, pero que en el Distrito había cumplido hace pocos días dos meses luego de ser trasladador desde Santander.

Como es natural de todos los seres humano querer compartir una vida amorosa, Gamboa Ayala no fue la excepción, y se enamoró a primera vista de una guajira, de este modo lo explicó su compañera de estos últimos días antes del fatal final, quien prefirió no identificarse.

La joven lo describió como un hombre muy diferente a los de Riohacha y eso fue lo que más le gustó: Era caballeroso, amoroso y no le gustaba tomar tragos.

“Nos conocimos cuando un día fue a desayunar en mi trabajo, me pidió unos ‘cosos’ yo lo corregí y le dije aquí no vendemos nada con el nombre de cosos, aquí vendemos fritos señor», precisó la nativa.

Luego se comenzó a sonreír y me pidió dos fritos, junto con un jugo al pagar me dijo que si le podía regalar mi número, desde ahí comenzamos a salir hasta que nos hicimos novios” añadió la joven mientras dejaba caer sus lágrimas.

La damisela manifestó que minutos antes del hecho se había comunicado por teléfono con el occiso para encontrase en Maicao para luego regresar juntos, pero de forma inesperado el final fue otro. Ante este panorama, la novia del difunto expresó conteniendo el llanto que espera que Dios sea quien tome medidas contra los culpables, que la dejaron sin su ‘Mauro’.

-Publicidad-