Se constató diversas expresiones, en su mayoría en tono de burla y rechazo.

En un sondeo realizado por este medio de comunicación en las principales calles de Riohacha, acerca del traje que usó la Primera Dama de Colombia, María Juliana Ruíz Sandoval, el pasado miércoles, en Estados Unidos, se constató diversas expresiones, en su mayoría en tono de burla y rechazo.

Cabe mencionar que durante la visita oficial en la Casa Blanca del presidente Donald Trump, quien además estaba acompañado de su esposa Melania de Trump, la Primera Dama usó un vestido de tela, en fibra de melocotón, blanco con rayas negras y una chaqueta color menta, prenda que fue criticada fuertemente en las redes sociales.

Linda Acosta, comerciante del Distrito indicó que “eso va en la moda y el gusto de cada quien, para mí ese atuendo tiene algo de boyacense y yo no me podría ese vestido, pero puede que a ella le guste algo que nadie se ha puesto”.

-Publicidad-

Karina Gutiérrez, vendedora del Mercado Viejo dijo: “para mí está bien el diseño que uso la Primera Dama, solo que hay personas que se fijan en lo malo de los demás y no en lo bueno”.

Yoherli Pérez, ama de casa expuso que “el vestido no le favorecía, debió ponerse algo más apropiado, ya que este atuendo la hacía ver muy pequeña y desproporcionada para su estatura”.

Asimismo, la manicurista, Henglis Ramírez, señaló que “No me gustó porque parecía una armadura de hierro, la hace ver más pequeña de lo que es y considero que debe ser incómodo usar algo así “.

La estilista Berena Pájaro, precisó: “parecía una robotina con ese vestido que uso para visitar a alguien tan importante, además de los dos colores que lució en el vestido”.

Por otro lado, Franyelis Pérez, ama de casa indicó que “la parte de arriba del vestido parece un cuaderno, la hacía ver extraña y le ocultaba la figura”.

De igual manera, Hilda Solano, estudiante, comentó: “muy feo y espantoso el traje, no encaja con ella, el color y el tipo de corte no va con su estatura”.

Miryis Pushaina, ama de casa, agregó: “es muy anticuado para la ocasión, parece un vestido de disfraces, no sé qué le paso al diseñador. Le recomendaría que cambie de asesor de imagen”.

Hillarys Yanez, ama de casa contó: “este abrigo no le favorecía, se le veía ancho para su tipo de cuerpo, el color mucho menos le hacía juego, por lo que se opacó en comparación a la señora Melania Trump”.

Rigel Arteta, comunicadora social, expuso: “me pareció muy extravagante, no debió de asistir a ese evento vestida así, debió lucir más rescatada y con un mejor atuendo para esa ocasión, ya que parecía que estuviese en un Carnaval y diseñado por un niño”.

Pese a las diferentes opiniones y críticas que recibió la Primera dama de Colombia con su traje, ese día fue tendencia en las redes sociales y logró sin tanto esfuerzo, colocarse en las primeras planas de periódicos y portales web nacionales e internacionales.

-Publicidad-