Un grupo de ciudadanos venezolanos que resultaron beneficiados por la fundación Gente Como Uno

Por María Alejandra Pérez Carbonó

En compañía de sus padres un grupo de niños refugiados, provenientes del vecino país, quienes habitan en las goteras de la ciudad, hacia la salida de la arteria que conduce a Santa Marta, fueron beneficiados por la fundación Gente Como Uno, que les donó ropa, zapatos, cuadernos, cartillas para colorear y crayolas.

Sonia Bermudez

La presidenta de la Fundación, Sonia Bermúdez Robles, explicó a este medio que en varias oportunidades ha realizado este gesto de caridad con los refugiados. “No es la primera vez que ayudamos a estas personas de ‘Villa Caracas’, nombre con el que apodó mi hija cariñosamente el lugar, porque solo habitan venezolanos”.

-Publicidad-

También, agregó que por la situación que atraviesa Venezuela se debe colaborar con ellos. “Estos ciudadanos están pasando necesidades fuera de su país. Además que la Fundación no ayuda únicamente a los fallecidos”.

En este sentido, Bermúdez Robles añadió que los artículos donados a los niños refugiados, fueron obsequiados por una donante del exterior, quien conoció de sus obras sociales por medio de los diferentes medios que le han brindado cobertura a la Fundación.

Por último, comentó que esta situación la deprime, pero también siente satisfacción al ver a todos los niños sonreír, luego de recibir los detalles. 

Eliza Sánchez

Por su parte, Eliza Sánchez, ciudadana venezolana, madre de dos niños beneficiados expresó estar muy agradecida con Sonia Bermúdez. “Apreciamos que nos tenga  en cuenta con estos bonitos gestos, que dejan a los niños felices”.

Cabe recordar que la fundación Gente Como Uno, tiene como misión ayudar a sepultar a quienes han fallecido y sus familiares no tienen recursos económicos, del mismo modo, a aquellos cuerpos que no son retirados por sus familiares.

-Publicidad-