Con un profundo dolor familiares lloraban por la partida física de José Víctor Ceballos Ballesteros, sepultura que se realizó en la mañana de este miércoles, en el cementerio de su familia materna, ubicada en el kilómetro 20 en la vía a Valledupar.

Ceballos Ballesteros, era descendiente de la etnia Wayúu y sus familiares lo llevaron a casa de sus padres ubicada en la carrera 23 entre calle 14D y 14E del barrio Cooperativo, para que sus amigos y familiares pudieran despedirse por última vez.

El llanto se descontroló cuando los restos de Ceballos Ballesteros fueron montados en una camioneta por las mujeres indígenas, quienes lo acompañaron hasta el centro etnoeducativo de Murai, ubicado en el kilómetro 11 en la margen izquierda de la vía que de Riohacha conduce al corregimiento de Camarones.

-Publicidad-

Allí sus compañeros de trabajo y alumnos realizaron un homenaje de despedida por su entrega y dedicación a su trabajo como docente. Al finalizar el último adiós en la Institución Educativa los restos del docente fueron sepultado.

Ceballos Ballesteros era líder indígena Wayúu, sobrino de la autoridad tradicional de la comunidad Aljote, quien además es integrante del movimiento Nación Wayúu. El docente también conocido como ‘Mono’ pertenecía a una familia numerosa de indígenas, en el que dejó huérfanas de padre a dos niñas.

Frente a esta situación, el coronel Wilford Méndez informó en una entrevista a este medio que la policía entregó el caso a la Fiscalía para que procedieran con la investigación correspondiente.

Recordando que el pasado martes en horas de la mañana fue asesinado por dos sujetos en una motocicleta, que le propinaron un disparó en la cabeza que puso fin a la vida del líder indígena Wayúu, José Víctor Ceballos Ballesteros, quien se encontraba cerca de su casa en el barrio Cooperativo de Riohacha.

-Publicidad-