Uno de los acontecimientos más difíciles de una persona, es la muerte de un ser querido… Porque la gente desearía no vivir esos momentos y a veces quisieran pensar que lo vivido es una mentira, eso experimentaron los familiares de Carmen Elena Cuadrado Acosta, quien fue sepultada en la mañana de este martes en el cementerio central de Riohacha.

Eran las 10:00 de la mañana cuando un grupo de hombres cargó el féretro de Cuadrado Acosta y en compañía de todos los familiares, la llevaron en su recorrido desde la calle 11, atravesando por la calle Ancha, hasta llegar a la catedral de Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha.

Las melodías del piano crearon un escenario de consolación en los familiares de Carmen Elena, quienes fueron a despedirla en su última morada en la misa que se ofició en su nombre… lugar donde las lágrimas, los sollozos y los abrazos fueron inevitables.

-Publicidad-

Catalogada por su nieta, Lindantonella Solano Mendoza como la madre perla, abuela cayena, danzadora, esforzada y valiente. “Mami Universal’ eres nuestra herencia, tu buen servicio fue un ejemplo para todos nosotros, tu sazón y honestidad nos marcaron. Hasta siempre, madre”, expresó Solano Mendoza durante su alocución al finalizar la misa.

Su primer nieto, Freddy Jesús Rodríguez, conversó con este medio e indicó que Carmen Elena como abuela fue cariñosa, a todos les repartió amor sin medidas y no tuvo preferencias.

“Fue una mujer ejemplar en todo el sentido de la palabra. Toda nuestra familia se destacó por ser culinaria pero la ‘Mami universal’ fue la que se sobresalió y fue reconocida por los ricos sabores que dejaba en el paladar de sus comensales”, añadió Rodríguez

-Publicidad-