Ante la reciente ola de críticas y manifestación que se vivió frente a las instalaciones de la Oficina de Registros de Instrumentos Públicos, su director Víctor Javier Alario Montero, conversó con La Guajira Hoy para dar la cara y exponer su versión de los hechos, sobre las supuestas inasistencias a su despacho y la falta de atención a unos asociados al Sindicato de Trabajadores de la multinacional Cerrejón.

“Usuarios sí son atendidos. Los que dicen los ‘dolidos’ es falso, porque allá se atienden a todos los trabajadores, no solamente de Cerrejón, sino de cualquier otra empresa que necesite de nuestros servicios, persona particular y de cualquier género”, declaró Alario Montero.

Tambien aseguró que su oficina se atiende a todo lo relacionado con recepción de documentos, expedición de los certificados de libertad y tradición, porque además de que la entidad los expide, poseemos una máquina que cuando cancelas, ella le arroja el certificado.

-Publicidad-

Ante las manifestaciones presentadas frente a la entidad, señaló que a veces las personas no entienden que hay instituciones que dependen 100 por ciento de Bogotá, Riohacha y los municipios le rendimos cuenta a nivel central, todas las actuaciones dependen de allá, a excepción de su firma.

Precisó que el inconveniente radica en que cada vez que el fluido eléctrico se ausenta, el sistema está inhabilitado y hay que esperar que desde Bogotá se suba a la base de datos.

Manifestó que el jueves, de entre 9:00 y 10:00 de la noche, se ausentó el fluido eléctrico, aunque sean por 10 minutos afecta el servicio el día siguiente. “Al abrir la oficina, comunicamos a Bogotá las fallas y ellos solucionan los inconvenientes del sistema, aspecto que fue posible, exceptuando la expedición de los certificados de libertad y tradición”, indicó el Director.

Víctor Javier Alario Montero

Con respecto a los manifestantes, se les dijo en la mañana que tenían que esperar para ver si la falla se solucionaba, llegaron en la tarde, pero aún el sistema permanecía caído, por lo que se les pidió que fuesen a una entidad bancaria a cancelar a las 3:00 de la tarde el monto de 17 mil pesos y, al llegar con el recibo, el Director le firmaría el certificado.

Aclaró que sí estuvo en la oficina en el momento de la protesta, pero los ánimos estaban elevados y no era la forma de hacerlo, por eso “yo me abstuve de bajar porque temía a que arremetieran contra mi integridad física, porque no se dejaban entender”.

Asimismo, recomendó a los usuarios acercarse este lunes y hablar con los funcionarios para tramitar las diligencias que requieren, pero ante cualquier inconveniente del sistema, es escuchar al personal para resolver su situación y poder facilitarles cualquier solicitud en horario de oficina de 8:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde.

-Publicidad-