Una de la fundadora más antigua de los embarradores de Riohacha, Berta López Benjumea, en compañía d su familia.

Esta es una de las manifestaciones tradicional más representativa en los carnavales del Distrito, son 152 años de auténtico e irremplazable acompañamiento a estas celebraciones en la ciudad, la cual se espera preservar en el tiempo por muchos años más.

Como todos los años la madrugada del domingo de carnaval, niños, jóvenes, hombres y mujeres participaron en este recorrido. Fueron aproximadamente 500 personas quienes disfrutaron en el barro revolcándose con sonidos particulares de las papayera y el pilón.

Luego de embarrarse en el charco de lodo salieron bailando, junto a ellos, los riohacheros marcharon desde el monumento Los Embarradores de Riohacha, desde la Circunvalar, pasando por toda la calle 10, hasta toparse con la carrera 8 de la ciudad.

Momento cuando Jon Escudero, hijo de Carlos Escudero se sube a la estatua del Embarrador.
-Publicidad-

En el monumento de los embarradores que está ubicado en la carrera 8 con calle 3, realizaron una integración y le rindieron tributo a la estatua de Carlos Escudero, quien en vida fue fundador de esta tradición y manifestación cultural. Allí en este encuentro, moradores pedían un abrazo y así pues Los Embarradores llenaron de barro a los asistentes con su particular sonido que los hace únicos. 

José Romero

José Romero, embarrador de Riohacha indicó: “Gracias a Dios por permitirme estar acá otro año más, no perderé la tradición, tengo 25 años y cada vez lo hago con amor y pasión, así también se desea resaltar el enfoque diferencial de esta cultura”.

Tatiana Acosta, asistente a la actividad, comentó: “Muy bonito como se ven los embarradores, cada año me siento acá y los espero para verlos pasar y les hecho un balde de agua, tradición que no perderé, así lo vivimos junto a mi familia”.

Tatiana Acosta.

Alain Lubo un ex embarrador explicó: “Esto es una tradición, al parecer que se está perdiendo, en los años de 1990, la tradición era distinta, se debe de respetar a quien no desea ser embarrado y dar un abrazo a quien desea ser llenado de lodo, el licor no debe ser el centro de atención de esta costumbre”.

En estas actividades estuvieron presentes, personajes representativos de esta tradición entre ellos, la fundadora más antigua Berta López Benjumea, asimismo el embarrador, Jon Escudero, hijo de Carlos Escudero, a quien se le hizo una estatua en su nombre.

Alain Lubo

Son muchas las personas que, aunque no hacen parte de la Fundación del Embarrador, pero van al ritual para apreciarlos de cerca y al final se dejan contagiar y terminan embarradas.

La reina central del Carnaval de Riohacha 2019, Vianny Rosa Barros Rincones, no asistió al desfile, quien en conversación con este medio de comunicación explicó: «Hice mi mayor esfuerzo para asistir al pilón de Embarradores, pero por motivo de los disturbios de la madrugada de este domingo, noté la inseguridad y desorden en las calles de Riohacha no logré asistir a esta actividad».

Son muchas las personas que, aunque no hacen parte de la Fundación del Embarrador, pero van al ritual para apreciarlos de cerca y al final se dejan contagiar y terminan embarradas.

Esta caminata culminó en la calle primera, donde muchos de ellos se metieron en el mar Caribe para quitarse el lodo, como es la tradición, culminó a las 6:30 de la mañana aproximadamente.

-Publicidad-