Un apartamento adyacente a esta edificación también fue vaciado por los ladrones quienes volaron los protectores de las ventanas.

Varias residencias o casas de habitación en Maicao fueron literalmente desocupadas, mientras sus dueños se encontraban de paseo o en retiros espirituales, estos robos generalmente se cometieron en horas de la noche o la madrugada, según lo manifestado por fuentes seguras.

Los casos conocidos por este medio de comunicación se presentaron durante el fin de semana mientras los propietarios de viviendas disfrutaban de paseos familiares por el asueto de carnaval.

En uno de los hechos, los afectados narraron que salieron a un río donde al caer la noche, decidieron quedarse para evitar ser atracados en la vía, debido a los problemas de inseguridad que presentan las carreteras de la guajira en los cuatro puntos cardinales.

Cuando regresaron encontraron como sorpresa que les habían desprendido las rejas protectoras de los ventanales y por donde ingresaron los delincuentes llevándose todo lo que encontraron de valor en pleno centro de la ciudad, específicamente en la calle 16 con carrera 8 esquina.

En otro caso conocido, directamente de mano de los afectados, una familia que milita en una religión cristiano-evangélica salió a un día de retiro espiritual a la zona de Montermon en la vía a Cuestecitas y cuando llegaron se encontraron con la sorpresa de la casa desordenada.

La residencia ubicada en la calle 1 número 22-25 en el barrio Donit Vergara, fue asaltada por delincuentes que ingresaron soltando una de las tejas, teniendo tiempo para saquear y llevarse varios artículos costosos y 600 mil pesos en efectivo.

En busca de objetos de valor los delincuentes rompieron maletas y dañaron cerraduras.

Asimismo, se conoció de una denuncia virtual, realizada ante la Fiscalía por una ciudadana residente en Maicao, quien fue víctima de los apartamenteros, que han incrementado últimamente sus acciones delictivas, aprovechando el descuido de muchas familias que dejan solas sus casas sin dar aviso a los vecinos y sin adoptar las medidas de seguridad necesarias para evitar los robos.

Los afectados no son muy dados a colocar denuncia ante las autoridades, por lo que estas carecen de toda pista e información para iniciar las investigaciones.

En el comando de la policía, según se estableció, no existe oficialmente denuncia alguna, dijo una fuente consultado por este medio de comunicación.

-Publicidad-