Los delincuentes abrieron un boquete por unos calados para acceder al comedor.
El colegio José Eduardo Guerra nuevamente fue víctima de los delincuentes, cuando ingresaron rompiendo los calados de la pared llevándose alimentos e implementos del programa de alimentación escolar 

Este nuevo acto delictivo se pudo conocer a través del rector de la institución, Ricardo Bonivento quien afirma que vienen siendo insistentes en el clamor para contar con un buen servicio de vigilancia en los colegios y más a cual representan ya que se encuentra ubicado en una zona de alta  inseguridad.

Con este son varios los robos que a sufrido el colegio, el año pasado duro más de un mes a oscuras ya que los delincuentes se llevaron el transformador, en ese momento y por el actuar, el rector no descartaba la participación de estudiantes en estos hechos.

Muchos líderes, docentes, profesionales y ex alumnos de este plantel, a través de redes sociales, están rechazando estos actos de  vandalismo contra la Institución, donde afirman que hechos como estos dan vergüenza, mientras la educación sigue intervenida y no se dan señales de solución. 

Docentes, como Ana Cecilia Fuentes van más allá y con ánimo de blindar la seguridad  manifiestan que maestros sin cargas académicas, que esperan tiempo para recibir dos y tres pensión deben implementar un kits de seguridad, pagando vigilancia privada para resguardar el sitio que les sirve como templo laboral.
 
 
-Publicidad-