Bajo el inclemente sol que se vivió la mañana de este sábado en la capital de La Guajira, familiares, amigos y conocidos acompañaron a los parientes de Carlos Nicolás Julio Escudero en su último adiós con una misa en la Catedral y su entierro en el Cementerio del Distrito.

Durante la actividad religiosa, la resignación jugó un papel importante para que los allegados mantuvieran la calma ante el dolor que estaban sintiendo por la pérdida de un ser querido al que todos no dejaban de nombrar, «¡Te nos fuiste Carlitos, te nos fuiste!».

Durante la actividad religiosa, dos familiares del fallecido, pidieron la oportunidad para hablar en público y expresar sus sentimientos de agradecimiento por el respaldo moral de los presentes.

-Publicidad-

Su hermano, Edgar Julio, expresó en medio de su dolor, que su consanguíneo fallecido nunca podrá ser olvidado, «sus compañeros de estudio y amigos de siempre están aquí acompañandolo y eso lo hace merecedor de una distinción en honor a su personalidad, ya que siempre fue una buena persona». 

Asimismo, uno de sus hijos, Carlos Julio,  también tomó la palabra e intervino durante la ceremonia religiosa y agradeció a todos los presentes por el apoyo en el dolor que vive toda la familia.

«Mi padre fue un gran hombre, buen hijo, padre, tío, hermano y amigo. Siempre estuvo pendiente de su familia, pese a la enfermedad que tenía, él nunca dejó de lado su esencia. Le doy gracias a Dios por darme un papá maravilloso, siempre se lo dije en vida y hoy delante de todos, se lo recuerdo nuevamente», resaltó su hijo.

Al culminar la misa, el féretro fue llevado a hombros hasta el cementerio Central, entre lágrimas y sollozos, pese al intenso sol que hacía en la ciudad.

«¿Sabes que te digo? Que te quiero mucho y nunca te voy a olvidar», fueron las palabras que exclamaba uno de sus hijos, quien en compañía de las hermanas de Carlos Nicolás pidieron que abrieran la tapa de la urna para verlo por última vez.

Es de recordar que el hermano del reconocido profesor de danza, Gary Julio Escudero, falleció este viernes en horas de la mañana, luego de ser víctima de un infarto dentro de su domicilio en Riohacha.

-Publicidad-