En cámara ardiente fue tenido durante muchas horas este jueves, el féretro María Cristina Brugés Romero en su segunda casa la escuela en donde impartía los conocimientos a sus alumnos.

Por María Alejandra Pérez Carbonó.

Con la melodía de la banda de la institución educativa Divina Pastora, en la sede Santa María Goretti fue el inicio del último adiós, que se le dio en horas de la mañana de este jueves, a la docente María Cristina Brugés Romero, quien laboró durante 25 años educando a las nuevas generaciones de La Guajira.

En medio de un escenario triste, mientras sonaban los instrumentos musicales, con rostros de tristezas estudiantes del claustro educativo hacían una fila para ver por última vez a la ‘Seño’ María Cristina.

-Publicidad-

Muy tristeza Lenys Amaya, compañera trabajo y amiga de Brugés Romero, quien expresó que fueron más de 20 años de amistad la consideraba su hermana y que su familia también la apreciaba mucho. Asimismo, agregó que su amiga demostraba su alegría desde su forma de arreglarse y vestirse.

Un mural con las imágenes de la profesora fallecida, hicieron sus compañeras de trabajo.

Así como también, Amaya contó que su amiga quería que en su sepelio la llevaran al colegio donde estaba su familia (sus compañeros) porque era con quienes más compartía, que fuera algo especial con globos y hasta con la banda.

La docente desde hace años quería que el colegio Santa María Goretti tuviese una banda show, labor en la que inició el proceso de gestión pero la muerte fue quien se le adelantó y esto no pudo ser posible según expresaron compañeros de trabajo a este medio.

La eucaristía fue dirigida por los sacerdotes: Rogelio Jiménez, Samuel Chavarro, Jhonwilder Alarcón, Ernesto Mora, Osvaldo Morrillo, Carlos Saldarriaga y el fray, Jhon Tigreros Caraballo, quienes con oraciones de fortaleza dieron el más sentido pésame a los familiares y amigos de la docente.

Luego de finalizar la misa, María Fernanda Freyle Brugés, hija de la docente fallecida, sin poder contener las lágrimas expresó que un millón de gracias a su madre son palabras que quedan corta, ya que es mucho lo que debe agradecer por el amor y dedicación recibió.

Los estudiantes y amistades hacían fila para observar por última vez a la profesora María Cristina Brugés Romero.

Con un número notable de amigos, compañeros de trabajo, familiares, estudiantes y representantes, quienes caminaron desde el colegio Santa María Goretti, en horas de la tarde de este jueves, hasta el cementerio Central de Riohacha, donde le dieron cristiana sepultura.

 

-Publicidad-