Víctima de un infarto, falleció Carlos Nicolás Julio Escudero, dentro de su domicilio en Riohacha la mañana de este viernes, mientras estaba siendo bañado por uno de sus hijos, de quien se conoció que padecía de enfermedades desde hace algunos años atrás.

Carlos Nicolás cumpliría sus 68 años de edad el próximo mes de abril, fecha que esperaba con anhelo para una próxima vuelta al sol, sin embargo, su organismo ya estaba dejando de responder. Algunas parientes dijeron que él mismo no pudo soportar mentalmente el estado de salud.

A sus 24 años de años de edad las enfermedades para Julio Escudero empezaron a aparecerse, mientras trabajaba para una empresa reconocida del ramo industrial, le fue diagnosticado encefalitis equina, con los años fue llevado los estragos de la anomalía.

Recibió su pensión, y con el tiempo fue perdiendo el habla y la fuerza de sus extremidades. Después le dio una tromboflebitis, que fue cuando le amputaron una de sus piernas en el 2012, y en el reciente febrero, le amputaron la otra pierna. “Lo noté muy mal, en mi sentir estaba que él no iba a soportar su estado y se lo dije a Gary”, expresó en medio del dolor, una de sus hermanas.

Las lágrimas en el rostro de sus hermanos eran inevitables al tiempo que su cadáver era trasladado por el equipo de la funeraria. Era oriundo de Riohacha y se conoció que era el hermano mayor de seis, tuvo tres hijos, una de ellas labora en RCN Radio.

Gary Julio, reconocido profesor de danza del Distrito, expresó que se les fue uno de los hermanos más queridos por la familia. Era su hermano mayor y todos los respetaban, lo acompañaron en todo el proceso, “siempre tuvo las ganas de vivir, pese a que su situación de salud fue crítica”.

Sus restos serán velados en una reconocida funeraria de la ciudad, a escasos metros del Hospital de la ciudad. Hasta el momento de esta publicación se desconocía los detalles del lugar y fecha del sepelio.

-Publicidad-