Pese a dolor que generó su lamentable pérdida física, fue despedido con música papayera y el tradicional rocío del polvo carnavalero. Desde la salida de su casa, en el Centro de Riohacha, el cadáver de Juan José Finol Roys, fue llorado durante todo el trayecto hasta llegar al cementerio Central de Riohacha la tarde de este martes.

Eran las 3:30 p.m., cuando familiares y amigos acompañaron el féretro al paso que cada quien recordaba y expresaba las cualidades que poseía Finol Roys. «Alegre, divertido, voluntario, caballero y parrandero», fueron las opiniones más sonadas por las mujeres que tocaban el ataúd mientras la caravana iba por la calle 5 de Riohacha.

La muchedumbre fue notoria al llegar a la catedral de Nuestra Señora de los Remedios, pues se presentaron personalidades de la ciudad y visitantes de otros municipios, entre políticos, modistas, músicos y representantes de la cultura, quienes conocían de cerca Juan José.

-Publicidad-

Al culminar la eucaristía, los presentes siguieron el tramo hasta el cementerio Central del Distrito, para acompañar a quien fue el reconocido administrador de la caseta La Tremenda de esta ciudad.

Una vez en el cementerio, familiares estallaron en lágrimas al abrir la urna por última vez. El equipo de seguridad de la caseta también estuvo presente, uno de ellos se quitó el uniforme de color negro de La Tremenda para dejárselo de lado, mientras que parientes empezaron a rociar polvo blanco en sus rostros y al alrededor del cadáver, en alusión al carnaval.

Es de recordar que Juan José Finol Roys, falleció a sus 38 años de edad, víctima de un infarto en su casa, la madrugada de este lunes.

-Publicidad-
Compartir
Jefry Machado González - Periodista LGH
Comunicador social y periodista con enfoque en redes sociales. Redactor de judiciales en Riohacha. Dedicado a reportajes de fenómenos sociales. Correo: judiciales@laguajirahoy.com