Su féretro lo acompañan 11 coronas de flores de diferentes instituciones educativas y gubernamentales. Sus alumnos uniformados también acompañaron a la ‘seño’ María Cristina Brugés Romero, en su llegada a Riohacha, quien está siendo velada en una reconocida funeraria de la calle Ancha.

Familiares y compañeros de la institución educativa Sede Santa María Goretti se encuentran embargados de tristeza y nostalgia por su lamentable perdida.

Las personas entraban y salían de la Funeraria, parece ser que era muy querida en el gremio educativo. Su colega, Federico Pacheco Moreno, docente de la Divina Pastora, sede Santa María Goretti, expresó sus más sinceros sentimientos, quien fue su compañera de labores desde hace 12 años aproximadamente, y la recuerda jocosamente porque fue “una de las primeras personas que me hizo manoteo por ser cachaco”.

-Publicidad-

Tenía un estilo particular de hacer amistades, porque todo iba en función de buscarle la gracia y el lado positivo de las cosas de la vida. “Porque cuando llegué a La Guajira, yo era muy tímido y ella me sacó de ese cajón, gracias a su personalidad”, relató Pacheco Moreno.

Por mucho tiempo, los maestros se han caracterizado por ser apasionados, así lo manifestaron los docentes que se encontraban en la sala de velación, quienes no dudaron es relacionar a la recién fallecida riohachera con esta cualidad.

Federico Pacheco Moreno.

“También era estricta con sus cosas, los muchachos aprendieron mucho de ella y el hecho de que estén aquí, presentes, es una muestra de agradecimiento”, manifestaron sus compañeros de ejercicio.

La amistad entre María Cristina y Federico se fue fundamentando con el pasar de los años, la sinceridad y transparencia también reinó. “Ella tomaba mucho tinto, gaseosas y fumaba cigarrillos. Pero en una buena ocasión me puse contento porque ella me confesaba que estaba decidida a dejar esos vicios para empezar a cuidar su salud hace un año aproximadamente”, narró Pacheco Moreno.

Pero luego de un par de meses, volvió a recaer en lo mismo, lo que influyó en que su enfermedad apareciera y fuese agravando. María Cristina falleció, a sus 59 años de edad, la mañana de este martes, en la clínica General del Norte de Barranquilla, víctima de unas complicaciones cardiopulmonares.

A las 9:00 de la mañana de este jueves, se oficiará una ceremonia religiosa en cámara ardiente en la sede del colegio Santa María Goretti y, posteriormente a las 10: 00 a.m., se realizará su sepultura en el Cementerio Central del Distrito.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here