La liberación se realizó en el corregimiento de Mingueo, zona rural del municipio de Dibulla.
-Publicidad política pagada-

542 hicoteas y 28 babillas juveniles, fueron liberadas en el corregimiento de Mingueo, municipio de Dibulla, por la empresa Cerrejón, con el acompañamiento de Luis Manuel Medina Toro, director de Corpoguajira.

Este proyecto es producto de una incubación artificial exitosa, adelantada por Cerrejón en su Centro de Rehabilitación de Fauna, en la reserva de la sociedad civil La Esperanza.

Los resultados se dan en el marco del programa de Conservación de Especies Amenazadas, en la cual participa la multinacional con diferentes iniciativas para la protección de la biodiversidad en convenio con entidades como Corpoguajira y Conservación Internacional.

-Publicidad política pagada-

Gabriel Bustos, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón considera que conservar las especies amenazadas y en general, la fauna silvestre, es una muestra de responsabilidad ambiental de parte de la empresa minera.

28 babillas juveniles, también fueron liberadas.

En este sentido hizo una invitación a la sociedad civil a que se unan a estos esfuerzos por conservarlas, buscando evidenciar los beneficios ambientales que éstas proveen dentro de los ecosistemas del departamento de La Guajira.

El programa de reproducción de la tortuga hicotea (Trachemys callirostris), inició en el año 2013 con el análisis de la dinámica poblacional de la especie en cuatro sectores de La Mina.

El objetivo principal de este programa es promover la conservación de especies en peligro de extinción, entre las cuales se encuentran también el Caimán Aguja y cuatro especies de tortugas marinas de Bahía Portete, así como propender por el cuidado de reservas naturales como Los Montes de Oca.

La liberación fue hecha por personal capacitado de Corpoguajira y Cerrejón.

En el 2018, con el fin de incrementar la sobrevivencia de las crías de la tortuga hicotea encontradas en los lugares de anidamiento dentro del área de influencia del Cerrejón, se registraron 89 nidos con huevos.

Estos fueron incubados en nidos artificiales construidos con barro en el centro de rehabilitación de fauna de Cerrejón. Obteniendo una tasa de eclosión del 90 por ciento y una tasa de supervivencia del 84.4 por ciento, asegurando así la efectividad del proceso.

-Publicidad-