Genaro Redondo durante su intervención ante la Asamblea Departamental.

Ante el actual cierre del matadero de Riohacha y la falta de respuesta por parte de las entidades encargadas sobre el futuro del mismo, el diputado y actual aspirante a la alcaldía del Distrito de Riohacha, Genaro Redondo Choles, presentó el caso ante la Asamblea Departamental para exigir una respuesta que brinde soluciones contundentes.

El Diputado señaló que es necesario iniciar un debate con los entes encargados donde se retome la decisión establecida en el decreto 062 del 2010 en el cual se destaca que el matadero cerraría al momento en que entrara en operación la planta regional.

Precisó que desde la firma de este decreto, hace nueve años, no se ha construido la planta de sacrificio animal en la zona de influencia entre los municipios de Albania y Riohacha que se había prometido.

-Publicidad-

“Es una planta que se hace necesaria ya que en la actualidad se realizan estos sacrificios de manera clandestina, sin control sanitario y ambiental y sin el debido conocimiento de las autoridades competentes, lo cual pone en riesgo la salud de los habitantes de La Guajira”, explicó durante su intervención, Redondo Choles.

Por esta razón llevó ante los diputados la propuesta en la cual por medio de la Secretaría de Desarrollo Económico se modifique el decreto 062 e incluir en el plan de nacionalización la entrada en funcionamiento de la planta de sacrificio animal del Distrito hasta que entre en funcionamiento la planta de sacrificio animal de La Guajira.

El matadero va para un año de estar cerrado por decisión de Invima.

De igual modo,  propuso citar a la Secretaría de Desarrollo Económico para que explique el avance del proceso de facturidad de la construcción de la nueva planta de sacrificio de La Guajira.

Genaro Redondo Choles indicó que luego del cierre de este espacio, tiene en alerta a la población y a los comerciantes quienes indicaron que les preocupa la forma como se viene realizando los sacrificios de animales sin ningún procedimiento de salud y control.

A parte del gasto económico generado a los comerciantes por el traslado y el sacrificio ya que deben realizarlos en los municipios del sur, esto los ha puesto en la obligación de aumentar el valor para la venta de la carne en el mercado de Riohacha.

“Esto es importante tomar en cuenta porque uno va al mercado y conversamos sobre el clamor de la gente en el día a día y están muy preocupados porque no saben cuál es la procedencia de la carne y como se está llevando a cabo el sacrificio de esos animales”, concluyó Genaro Redondo Choles.


-Publicidad-
Compartir
Maybelys Ávila Barona - Periodista LGH
Comunicadora Social, Periodista, especialista en trabajo sociales y comunitarios. Correo: educacionysalud@laguajirahoy.com