Las peluquerías en la calle pueden contagiar a los mismos clientes de enfermedad tipo alérgico como la dermatitis, originados por las condiciones antihigiénicas en que se desempeña el oficio. Foto de AFP.
-Publicidad política pagada-

Con la llegada constante de ciudadanos venezolanos por la situación socio-política y económica que vive su país, se han disparado las peluquerías al aire libre, no solo en Maicao, sino en varias ciudades de la costa Caribe.

Esta actividad informal también ha afectado la parte económica debido a que la mayoría de los empresarios y microempresarios han optado por contratar mano de obra del vecino país, por los bajos costos que deben cancelar y porque además no les pagan las obligaciones contractuales que los colombianos les exigen según la ley.

Con la informalidad que ha generado la migración han llegado también algunas actividades que se realizan invadiendo el espacio público y la falta de salubridad es talente como es el caso de las peluquerías o sitios de corte de pelo que pululan en la ciudad y que cada día se incrementa.

-Publicidad política pagada-

Según el médico William Gómez Fuentes, estas peluquerías y barberías al aire libre como existen decenas en Maicao, causan una serie de problemas de tipo alérgico como la dermatitis, originados por las condiciones antihigiénicas en que se desempeña el oficio.

Esos inconvenientes se manifiestan con lesiones eritematosas o laceraciones coloradas que producen rasquiña, se pueden transmitir hongos, parásitos e inclusive liendras y piojos que técnicamente se llaman pediculosis debido a la falta de higiene y no tener en cuenta las normas y la ley que obliga que todas las peluquerías y todos los sitios donde se atiende la parte estética, las personas deben cumplir unos preceptos de rigurosas condiciones higiénicas básicas.

William Gómez.

Asegura Gómez Fuentes, que esos locales donde funcionan las peluquerías y similares deben tener unos elementos de desinfección y esterilización para limpiar las tijeras, peines, cepillos y todo el equipo con el que se trabaja, lo cual no se encuentran en esos lugares, lo que no garantiza la atención a los pacientes sin riesgo de contaminarse con algunas de estas alteraciones.

“La utilización de cuchillas y la reutilización de las mismas, es una de las prácticas más comunes en estos lugares callejeros, lo que puede llevar a causar una contaminación de consecuencias fatales en los pacientes”, dijo Gómez Fuentes.

El facultativo advirtió que uno de esos elementos contaminado con sangre de un paciente que tenga una enfermedad como la Hepatitis B ó el VIH u otra es fácil de propagarse si no se tienen los elementos necesarios esterilizados y los cuidados de rigor.

-Publicidad-