En esta zona del mercado público de Maicao, fue asesinada esta tarde una persona.

Un nuevo crimen fue cometido por sicarios en las pasadas horas en el fronterizo municipio de Maicao. El escenario, fue la calle 13 con la carrera 18, zona muy cercana al convulsionado mercado público, área de copiosa asistencia colombo-venezolana.

En esta zona se desarrolla toda clase de labores comerciales y transacciones con artículos extranjeros y dónde, además el dominio es de los migrantes venezolanos que al no encontrar resistencia en la Policía y en ninguna otra autoridad se han establecido como amos y señores del centro de acopio y sus alrededores.

Las primeras informaciones, indican que un ciudadano venezolano mestizo, cuyo nombre aún no se ha podido establecer, se encontraba dialogando con otras personas en la dirección citada y de repente llegaron dos personas en una moto, uno de ellos, se bajó y sin mediar palabra alguna, le disparó en reiteradas oportunidades provocándole la muerte con varios disparos que le hizo a quema ropa.

-Publicidad-

Debido a las graves lesiones causadas, el cuerpo del comerciante fallecido se desplomó inmediatamente y murió. Aunque muchos salieron a mirar que había sucedió al escuchar los disparos, otros curiosos procuraban resguardarse en casas vecinas y locales comerciales que a esa hora aún estaban al servicio del público.

No obstante, a que está prohibido el porte y tenencia de armas, los ciudadanos maicaeros aún no se explican cuáles son las razones por las que algunas personas continúan armadas y cometiendo delitos.

Esta semana, luego de los repetidos hechos de sangre ocurridos en los días santos en esta ciudad y que provocó una protesta generalizada de la comunidad, el Ejército salió a la calle, pero en una actitud pasiva ya que el control sigue siendo el mismo -de orden sicológico-, mas no de requerimiento a los ciudadanos para establecer procedencias ni para efectos de requisa como lo ha exigido la sociedad.

-Publicidad-