Dos buses partieron desde Fonseca para la capital del país, llevando personal para trabajar como recolector de flores.
-Publicidad-

Obligadas por la falta de empleo con el cual ganarse el sustento propio y el de sus familiares, personas oriundas de Fonseca y algunas de nacionalidad venezolana con documentación en regla, viajaron a Bogotá buscando ser vinculados como recolectores de flores en la capital del país.

Dos buses repletos de hombres y mujeres de diferentes edades, pero todos con la misma intensión de trabajar dignamente para sobrevivir, partieron desde la Villa de San Agustín a tierras cundinamarquesas, esperanzados en aprovechar la oferta de trabajo que por el término de dos o tres meses les ofrecen empresas floricultoras del interior del país, dedicadas a la exportación de rosas, claveles y pompones. 

-Publicidad-
-Publicidad-

La nostalgia embargaba a muchos de ellos, quizás, por ser la primera vez que les toca ausentarse de su hogar, sobre todo a madres cabeza de familia, que pese a ser graduadas como bachilleres o en carreras técnicas, tienen que ausentarse de su hogar, porque no consiguen donde poder ejercer su oficio. 

-Publicidad-