Estudiantes de la Universidad de La Guajira sede Villanueva, que hacían pedagogía explicándole a los conductores por la situación que estaban pasando, fueron desalojados de manera pacífica, pero irrespetuosa por parte de varios empleados de la empresa Cerrejón que a esa hora eran trasladados a sus lugares de trabajo.

Hubo insultos, gritos, manoteos y hasta empujones que resultaron intimidando a los estudiantes, quienes se vieron obligados a suspender la actividad que estaban realizando en la vía, exactamente al frente del claustro educativo.

El representante de los estudiantes ante el Consejo Superior de UniGuajira, Fermin Rosas Moreno, catalogó este impase como un irrespeto a la educación, siendo un atentado a la libertad a la protesta y ante esa actitud, enviará un comunicado a la empresa Cerrejón poniendo de presente lo sucedido.

Fermín Rosas Moreno

“Esta situación es triste, porque los trabajadores se bajaron de los buses de una manera grosera y grotesca, atentando contra nuestros compañeros, incluso con palabras obscenas, en donde habías mujeres, profesoras y es triste que eso suceda, porque cuando los trabajadores hacen su protesta la Universidad le abre las puertas para que socialicen su problemática sindical ante la comunidad”, indicó Fermin Rosas Moreno.

Esta acción de los trabajadores del carbón ha sido reprochada por varios círculos sociales de La Guajira, si se tiene en cuenta que los estudiantes están protestando exigiendo su derecho a la educación, como en su momento los trabajadores han hecho uso al derecho de la protesta y a ellos no los sabotean, por lo que deben dar ejemplo.

Por su parte, Kevin Rojas, estudiante quien estuvo en el proceso pedagógico, manifestó que se motivaron cuando vieron los buses de la empresa, quisieron socializarle la situación y pensaron que como trabajador de clase social se iban a solidarizar con ellos, pero fue todo lo contrario.

“Llegaron groseramente ni siquiera permitieron que le socializáramos el tema, nadie de nosotros dijo nada, pero nuestra decepción fue mayor cuando un trabajador comenzó agredir a las muchachas verbal y físicamente. Cuando nos retiramos muchas de ellas, se sintieron que les dolía el hombro y otras, el cuerpo, porque las había empujado”.

Esta socialización se hizo en horas de la tarde del viernes y ese comportamiento fue captado por un vídeo que fue visibilizado a través de redes sociales, en donde también reprochan la actitud de los empleados de empresa minera, quiénes portando el uniforme de la multinacional, dan un mal ejemplo.

 

-Publicidad-