Los disturbios se presentaron porque el Esmad llegó a desalojar a los estudiantes que tenían bloqueada la Troncal del Caribe, a la altura de UniGuajira, exigen el recurso que le adeuda el Departamento al claustro educativo.

La fachada de una clínica reconocida de Riohacha se llenó de familiares y amigos de Jeimer Barros, estudiante de ingeniería civil de UniGuajira, quien ingresó con severas heridas en horas de la tarde de este miércoles.

Jeimer Barros, recluido en un centro asistencial en Riohacha y se encuentra con pronóstico reservado, por choque con el Esmad.

Preocupados por lo sucedido en los disturbios que se presentaron al frente de la Universidad desde las 9:00 de la mañana, parientes se acercaron para acompañar a la madre de la víctima en este momento trágico.

Un perdigón le habría caído en su frente, desequilibrado su integridad y perdiendo la conciencia en los espacios internos de la Universidad, por lo que fue ingresado al centro médico en estado crítico.

Aunque familiares no quisieron pronunciarse ante el hecho, el líder estudiantil, Fermín Rosas Moreno, manifestó que hubo un abuso de poder por parte de la autoridad; asegurando que sólo estaban reclamándole el derecho a la educación al Gobierno Departamental, quien tiene una deuda con la entidad.

«Dentro de la institución se encuentra una cantidad considerable de estudiantes acorralados por efectivos del Esmad. Hacemos responsable al gobernador encargado, al mayor de la Policía y al equipo del Esmad, que usó su poder para ir en contra de los jóvenes que queremos estudiar», declaró Rosas Moreno a las afueras de la clínica.

Los estudiantes reclaman del Gobierno Departamental el recurso que les adeuda y hasta la fecha el entregado no alcanza para que la Universidad cumpla con sus compromisos y por esa situación se podrían suspender las jornadas académicas y eso le preocupa a la masa estudiantil.

-Publicidad-