Nicolás Mendoza Torres, con el acordeón en el pecho, interpretando una de las canciones.

Producto de un infarto que le sobrevino después de haberse sometido a una cirugía abierta de corazón, que le fuera practicada en la clínica de Alta Complejidad en Valledupar donde se hallaba internado, falleció en la madrugada de este lunes, el acordeonero Nicolás Mendoza Torres de 59 años de edad.

Con problemas de salud fue remitido del Hospital San Agustín de Fonseca a otro centro asistencial de mayor nivel en San Juan del Cesar y posteriormente, a la capital del Cesar para practicarle un cateterismo, porque tenía varias venas y arterias obstruidas.

Se conoció por parte de familiares que pese haber salido bien de la operación, repentinamente le sobrevino un ataque cardiovascular que le cegó la vida. ‘Nacho’, como más se le conocía en el ámbito artístico, era hijo del Rey de Reyes del Festival Vallenato en el año 1987, Nicolás Elías Mendoza Daza.

-Publicidad-

A pesar de no haber descollado en todo su esplendor durante su existencia como un músico famoso, al igual que su padre y otros hermanos, Mendoza Torres siempre estuvo presente, participando en concursos de acordeones de los festivales que se realizan en la región, también acompañando canciones y grupo de planta en las competencias de piquerias.

Estaba casado con Luisa Cotes, de cuya unión conyugal nació, Katiuska Mendoza Cotes, el joven cantante quien también falleciera el 13 de diciembre del año 2011 cuando se realizaba una cirugía estética de rinoplastia en la Clínica Valledupar. 

Fue maestro de una escuela de aprendices de acordeón que él mismo fundó, residía en la calle 3 con carrera 23 del barrio Villa Codefón, en Fonseca, localidad donde se le rendirá un homenaje póstumo y se cumplirán sus exequias.

Recientemente, había incursionado a la grabación, acompañando al cantante Elber Arregocés, interpretando con su acordeón la composición “Vivo Cantando” de la autoría del villanuevero, Juan “el Cacha” Acosta.

-Publicidad-