Arroyo Bruno, que ha sido objeto de discusión entre la empresa y comunidades vecinas, a la cual ha estado muy pendiente la Corte Constitucional.

La Mesa Interinstitucional conformada en el año 2016, de la cual hacen parte 17 entidades nacionales y regionales, para que realicen un estudio técnico que ofrezca respuesta a las incertidumbres expresadas por la Corte, el cual es fundamental para resolver la continuidad del proyecto La Puente.

La multinacional confía que los resultados de la Mesa den respuesta a los puntos planteados. “Así mismo, Cerrejón acata este fallo y brindará todo su soporte para el cumplimiento de lo ordenado por la Corte”, precisó la empresa a través de comunicado de prensa.

La Corte Constitucional, que desde el año 2017 ordenó suspender el avance en la operación del tajo La Puente en el área de las obras, hasta tanto la Mesa Interinstitucional se pronuncie en los términos ordenados por el fallo.

-Publicidad-

Este proyecto contempló la modificación parcial de 3.5 km del cauce del arroyo Bruno, que fue licenciado en 1998 y se ejecutó con los más altos estándares ambientales, sociales y de ingeniería, soportado por rigurosos estudios desarrollados por expertos nacionales e internacionales.

El proyecto fue objeto de exhaustivas evaluaciones realizadas por la Mesa Interinstitucional conformada en 2016, la cual confirmó que las obras no afectaban la oferta hídrica de las comunidades vecinas.

El nuevo cauce del arroyo ha mostrado un comportamiento acorde a su diseño y sus principales parámetros físicos, químicos y geotécnicos se monitorean desde hace más de un año y de manera permanente.

El Plan Integral de Compensación Ambiental del proyecto en el que participan comunidades de su área de influencia está enfocado en mejorar la estructura y condiciones de conectividad ecosistémica de 235 hectáreas en la zona de nacimiento del arroyo, y el desarrollo de alternativas de abastecimiento de agua subterránea.

-Publicidad-