Jeider Riquett, jugador riohachero de una muy buena presentación.

La Copa Sudamericana, es el torneo organizado por la Conmebol, en el que se enfrentan los equipos de cada país mejor ubicados en la clasificación que no logran su paso a la Libertadores. Cabe recordar que el año inmediatamente anterior la final fue protagonizada por tres guajiros, dos del Junior de Barranquilla y uno de Paranaense, quien se quedó con el título al final.

En esta oportunidad Jeider Riquett, defensor riohachero al servicio de la Equidad, fue titular y jugó todos los minutos en los partidos de ida y vuelta, el cual culminó en la noche anterior, llevado a cabo en el Estadio Nemesio Camacho el Campín, el cual no contó con muchos aficionados.

Su rival fue Independiente de Campo Grande, conjunto de la segunda división del fútbol de Paraguay. En el primer compromiso La Equidad dominó en los primeros minutos, pero casi todo el tiempo los paraguayos estuvieron azotando en el pórtico asegurador. En el segundo encuentro los capitalinos tomaron la iniciativa, incluso les anularon un gol legítimo. 

-Publicidad-

 Al final de los 90 minutos todo se definió desde los doce pasos, en los cuales se cobraron 12 penales en total y dónde los visitantes botaron más, para 4-3 final, que le dio la clasificación a los colombianos. Pasada esta semana se conocerán todos los clasificados a los dieciseisavos de final, así como el rival de los verdiblancos en esta fase.

Riquett fue fundamental para frenar los ataques de los rivales, ganando siempre arriba con la cabeza y gracias a su buen manejo de pelota se encargó de guiar a sus compañeros desde atrás. Este sábado visitan a Once Caldas, por la fecha 15 de la Liga Águila, en donde no marchan de la mejor manera, por lo que una victoria sería fundamental para seguir soñando con meterse a los 8. 

-Publicidad-