Los altos precios en la canasta familiar tienen con los pelos de punta a las amas de casa, de la capital del Departamento.
Los altos precios en la canasta familiar tienen con los pelos de punta a las amas de casa, de la capital del Departamento.

Debido al elevado costo de la gasolina que por estos días se está presentando en La Guajira, empieza a verse reflejado en el aumento de los productos de la canasta familiar, causando malestar entre las amas de casa, que llegan a la plaza del mercado Nuevo de Riohacha, con la esperanza de hacer rendir su dinero.

Patricia Barros
Patricia Barros.

Tal es el caso de Patricia Barros, ama de casa, quien llegó a mercar y asegura que le tocó recorrer varios puestos para ver dónde conseguía más barato. “Hasta la carne la encontré más cara y lo que traía presupuestado, solo alcanzó para unos cuantos productos”, expuso.

Además, añadió que “las amas de casa llegamos a la plaza buscando la comodidad, tratando de hacer rendir lo poco que entra al hogar, pero para nuestra sorpresa, encontramos los productos indispensables, a mayor costo, como es el caso del arroz, azúcar y las verduras”, reiteró Patricia.

Del mismo modo, Julieth Vergara, asegura que se acercó al mercado Nuevo de Riohacha, buscando economía, pero los productos de consumo diario, aumentaron significativamente. “El tomate y la cebolla están más caros, a eso le sumamos el alza en los pasajes, por lo que rogamos que la situación de la gasolina se normalice, ya que está afectando a los hogares riohacheros”.

Candelaria Hernández
Candelaria Hernández.

Por su parte, Candelaria Hernández, quien desde hace más de 10 años vende verduras en la plaza, informó que los productos que más han aumentado, son los de la región.

Los altos precios en la canasta familiar tienen con los pelos de punta a las amas de casa, de la capital del Departamento.“La yuca, el ñame, el tomate, entre otros, es lo que nos llega más caro y paradójicamente, los que provienen de afuera del Departamento, mantienen su precio normal, ya que son transportados por camiones que en su mayoría trabajan con Acpm”.

Indicó que anteriormente, ofrecían seis guineos en 1.000 pesos, pero hoy, está vendiendo uno solo a 300 pesos. “Las ventas han disminuido, porque los clientes prefieren restringirse de comprar ciertos productos, lo cual afecta a los comerciantes, ya que trabajamos con artículos perecederos, que si no se venden de inmediato, se dañan, haciéndonos perder la inversión”.

Leyda González
Leyda González

Asimismo, Leyda González, quien hace más de 29 años se dedica a la venta de verduras, asegura que cada vez que en el Departamento escasea el combustible, este gremio se ve altamente afectado.

“Durante estas temporadas nos bajan las ventas, puesto que muchos no consumen lo que está costoso para ahorrar el bolsillo, ocasionándonos pérdidas, teniendo en cuenta que, nos crecen las deudas, por las inversiones diarias que debemos hacer para mantener el puesto”, aseveró González.

-Publicidad-