Plenaria del segundo periodo de sesiones ordinarias del cabildo fronterizo.

Por Alcides Alfaro Guerra.

Los 17 concejales asistieron a la instalación del segundo período de sesiones ordinarias del concejo municipal, donde la constante fue el control político a la administración municipal, que según la mayoría integrada por 13 cabildantes no está haciendo las cosas como Dios manda.

Los aspectos de inseguridad y las dudas sobre las inversiones que ha realizado la administración municipal en obras públicas fueron la constante en la primera sesión del concejo este primero de mayo en el inicio del segundo periodo de sesiones ordinarias.

Jusan Carlos Romo y Martin Aramendiz de la bancada conservadora.
-Publicidad-

En criterio del presidente del cabildo Wilmer Yesit Ríos Torres, el propósito en este periodo es citar en el cabildo a los funcionarios responsables de la situación del municipio como el secretario de gobierno y a los responsables del operador de Aguas de la Península.

En su turno, la bancada conservadora de la cual hacen parte concejales Martin Aramendiz y Juan Carlos Romo insistieron en la realización de un conversatorio franco a alto nivel con senadores y representantes de las diversas fuerzas públicas del estado para buscar una solución al problema de inseguridad que según ellos ya rebosó la copa y que no tienen otra salida que una intervención nacional ante la ineficacia del gobierno local.

“A los jóvenes los están matando y ahora les quieren quitar la educación”, expresó el concejal de Juan Carlos Romo del partido conservador al referirse a las dificultades por las que atraviesa la Universidad de La Guajira.

Respecto a las inversiones de la actual administración, el concejal Martín Aramendiz Illidge dijo que hay es detrimento en el erario porque una cosa es lo que dicen los contratos y otra cosa es lo que se ejecuta. “Se están robando el dinero de los habitantes de Maicao” expresó.

-Publicidad-