Yuris Brito
Yuris Brito

Desde los inicios de los tiempos, la lucha por los Derechos Humanos ha sido un tema que preocupa a la sociedad, cada persona desde su espacio o cultura, busca que estos les sean reconocidos y respetados.

Una de las luchas que actualmente en Colombia y el mundo se puede observar es la de los miembros de la comunidad Lgtbi, quienes a diario viven situaciones discriminantes, los más fuertes salen a la luz pública a defenderse, sin embargo, existen otros que por miedo al rechazo optan por mantenerse al margen de este tipo de situaciones.

Tratando de mitigar estas acciones de discriminación, en el año 1990 la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) borró la homosexualidad de la lista de trastornos mentales, es por eso que cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial Contra la Homofobia y la Transfobia.

Actualmente son varios los grupos sociales que de manera organizada han trabajado por este reconocimiento, la comunidad Lgtbi es una de ellas, personas lesbianas, gay, transgeneros e intersexuales, o los también denominado población OSIG, haciendo referencia personas con orientaciones sexuales e identidad de género diversa.

Las mujeres trans podemos ser buenas en todo” Yuris Brito

En el marco de este día contra la homofobia, desde La Guajira Hoy nos acercamos y conocimos la historia de Yuris Brito Vega, una mujer trans residenciada desde hace 18 años aproximadamente en Riohacha, oriunda del municipio de Distracción, víctima del conflicto armado, situación que la obligó a dejar la tierra que la vio nacer.

Yuris Brito como es conocida actualmente, desde pequeña se dio cuenta que era una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre, desde ese entonces luchó para ser aceptada como tal.

En su tierra natal muchas personas no la aceptaban, pero sus padres, quienes son lo más importante para ella sí la reconocían y aceptaron en su hogar, en el cual destacó que creció llena de amor, en una familia construida sobre el respeto, valores y derechos de la persona.

“Siempre me reconocí como mujer, desde la infancia, en mi casa siempre se supo, nunca emigré de mi hogar por esto” acotó Brito Vega.

El corregimiento de Buena Vista la vio crecer, Yuris Brito Vega recuerda que en ese tiempo toda persona que era reconocida como mujer trans, era perseguida por los miembros de los grupos armados a causa de su “condición” u orientación sexual.

“Cualquier persona que se pudiera reconocer como transexual, que le gustaran los hombres o se vistiera de mujer, aquellos que estaban alzados en armas podían pasar por encima de ellos, me sucedía a mi que era conocida como chica trans”  recordó Yuris.

En su relato expuso que en esa situación de acoso e intimidación, también pasó por un sistema donde este grupo armado quería que ella se encargara de llevar granadas a ciertos lugares y si no lo hacía la amenazaban con hacerle daño a su familia.

Cuenta que bajo la presión de ser la persona débil la utilizaban y la maltrataban, con tristeza recuerda la vez que le cortaron el cabello, en ese entonces tenía su pelo largo “vulgarmente me decían que si me gustaban los hombres, me llevarían a un lugar donde habían muchos y ahí podía disfrutar“.

A raíz de estas situaciones decidió mudarse a Fonseca, en este municipio continuó su transformación, se sentía más libre y empezó a utilizar ropa de mujer, la tranquilidad que había logrado duró poco tiempo, ya que el grupo armado del cual huía se dio cuenta donde se encontraba, ella seguía temiendo por su vida y por ello decidió trasladarse a Riohacha.

En la capital guajira completó su cambio físico, «aquí empecé hacer y vivir mi vida totalmente como una chica trans, como una mujer empecé mi lucha a favor de nosotras».

Yuris quién actualmente es dueña de un salón de belleza, destaca que ciertamente con la realidad no sé pelea y entiende el hecho de que para la sociedad no es fácil aceptar a alguien de la comunidad Lgtbi

Observando esta situación se propuso mostrarle otra visión a la sociedad de lo que puede ser una chica trans, apelando también a los establecido por la Constitución donde se indica que los derechos humanos son para todos y todas las ciudadanas de Colombia, en este sentido por ser personas son  reconocidas como sujetas de derecho.

Brito Vega expuso que mientras pueda, seguirá alzando su voz en defensa de su grupo ya que una persona no se mide por su orientación sexual “las chicas trans podemos ser buenas amigas, excelentes empleadas, líderes en cualquier proceso” dijo que en su caso sus buenas acciones las ha demostrado en cada uno de los roles que le ha tocado desempeñar.

Cambiar su visión para lograr el reconocimiento ha sido una práctica positiva; señala que hasta el momento ha sido la única mujer trans que ha logrado incluirse dentro de la sociedad riohachera, reiteró que su vida es un ejemplo y por esto trata de guiar a sus amistades y a quienes estén en proceso de transición.

En este recorrido por la lucha de su reconocimiento aprendió que “primero es necesario el respeto por uno mismo para que la sociedad aprenda a respetarte a ti, donde llego no me visualizan con una imagen de desorden o una imagen despectiva, más bien me reconocen como una persona trabajadora, luchadora que hace su trabajo bien” acotó Yuris. 

“Las organizaciones también han confiado en mí , tienen claro que mi responsabilidad está por encima de mi orientación” esta es la enseñanza que quiere dejarle al resto de las personas que muchas veces rechazan o denigran a alguien de la comunidad Lgtbi.

“Yo he vivido con personas que han dicho que jamás tratarian con una persona trans y amedida que te van conociendo las mismas personas se van dando cuenta y reconociendo que tenían un concepto errado”.

Para ella no se puede juzgar a alguien por su orientación sexual si no por su actuación, ya que muchas veces las personas heterosexuales también pueden tener un corazón egoísta “no tolero que la gente te haga sentir como minoría, soy de las que piensa que todos tenemos igualdad de oportunidades y los mismos derechos”.

Finalmente señala que mientras pueda seguirá luchando en favor de los derechos de la comunidad Lgtbi “todos los procesos que he emprendido no los visiono para una categoría sino para que sean reconocidos todos los grupos.”

-Publicidad-
Compartir
Astrid Maria Castillo López - Periodista LGH
Comunicadora Social, Periodista, Magíster en Ciencias de la Comunicación. Correo: especiales@laguajirahoy.com