Siete días permaneció el cadáver de un ciudadano de San Juan del Cesar, perteneciente a la etnia Kogui.
Siete días permaneció el cadáver de un ciudadano de San Juan del Cesar, perteneciente a la etnia Kogui.

Por R.E.I. Santana

El comedor y gran parte del área de internación del hospital San José de Maicao, se encuentran bajo riesgo de ser cerrados por la contaminación que ocasionó un cadáver. Así lo dio a conocer Carlos Sánchez, Subgerente científico del centro asistencial.

La situación se presenta por un paciente de nombre José Antonio González Gutiérrez, quien falleció en el Hospital y su cadáver permaneció siete días en el centro médico, porque no hubo familiar que lo reclamara y tampoco se contaba con los recursos para sacarlo del cuatro que se dispone para estos casos.

Desde entonces su cuerpo estuvo reposando a la espera de cristiana sepultura, sin que ningún familiar ni la administración pública acudiera por este respecto.

La situación se transformó en una calamidad de gran magnitud al convertirse en un factor de contaminación en los espacios del centro hospitalario. Ante ello, Carlos Sánchez rindió una entrevista exclusiva para La Guajira Hoy cuando ya finalizaba el séptimo día de espera por la disposición del cuerpo que amenazaba la salud de más de 130 pacientes hospitalizados.

«Todo el mundo sabe que el hospital no cuenta con morgue ni con cuarto frío para disponer de cadáveres mientras se realiza su debida cremación o inhumación. Por lo tanto, se espera que tan pronto un paciente fallece se le pueda dar transito rápido para hacerle entrega a su familia y realicen sus respectivos actos con el cuerpo», indicó Sánchez.

Contaminación y transmisión de enfermedades infecciosas a través de vectores, bien sean insectos o roedores. Porque para nadie es un secreto que aquí las temperaturas son altas y los cuerpos se descomponen con mucha facilidad.

Ahora bien, ese lugar nos está afectando principalmente el área de cocina, donde se preparan todos los alimentos para los pacientes que se están ingresados o internados en la institución.

Al final este viernes 23 se realizó una colecta del recurso que se requería entre los empleados del hospital y usuarios, porque de lo contrario, según el Subgerente científico del centro asistencial, había que «cerrar la cocina y con ello se quedarían los 130 pacientes que están hospitalizados sin alimentación, sin desayuno y comida».

-Publicidad-