En este sector de Maicao, fue abaleado Endris Rafael Pinto De Andreis.

“Dios mío dame fuerzas, me quitaron a mi hijo” eran la palabras que una madre gritaba sin cesar la noche de este jueves 16 de mayo en una clínica de la ciudad de Maicao. La muerte de Endris Rafael Pinto De Andreis, conmocionó a toda una familia que esperaba que el joven maicaero superara el trance.

Los hechos, según explicaron testigos, se suscitaron en la calle 22 con carrera 5 del barrio Alfonso López. El joven Endris Pinto salía del negocio de su propiedad cuando dos individuos en una motocicleta le abordaron y sin mediar palabras le dispararon en repetidas ocasiones, dejándole gravemente herido.

Inmediatamente su padre y los vecinos del sector le socorrieron y lo trasladaron a una clínica cercana donde fue ingresado directamente al quirófano.

-Publicidad-

Inicialmente se pudo conocer que Endris habría recibido diez perforaciones por impactos de bala en su humanidad, lo que supuso un reto infranqueable para los galenos que hacían todo lo posible por mantenerle con vida pero, lamentablemente no pudieron salvarle.

Su padre fue quien le vio por última vez con vida durante el traslado y al momento de enterarse de la fatídica noticia, sufrió un ataque de nervios presentándose un gran temor en la familia, pues es paciente diabético al igual que su esposa.

Miembros de la Policía Nacional y la Sijin llegaron al lugar de los hechos para comenzar las experticias de rigor y así comenzar con las investigaciones respectivas que puedan dar con los responsables de esta tragedia que suma una víctima más a la lista de muertes que han venido azotando a Maicao. No descartan ninguna hipótesis, sin embargo, el móvil que más fuerza cobra es el sicariato.

Endris Pinto de tan solo 33 años de edad, conocido entre sus amigos como ‘Pupi’, deja cuatro hijos en orfandad, una esposa en viudez y una numerosa familia en luto por su inesperada partida.

-Publicidad-