Asalto masivo que se presentó en días pasados en el barrio Guapuna, a un grupo jóvenes quienes hacían trabajos de afiliación de una empresa privada.
Asalto masivo que se presentó en días pasados en el barrio Guapuna, a un grupo jóvenes quienes hacían trabajos de afiliación de una empresa privada.

Los moradores de este sector importante de la capital de La Guajira, cuando escuchan el sonido de una motocicleta, enseguida se previenen de lo que les pueda pasar, solo cuando el automotor se aleja vuelven a la tranquilidad.

Y no es para menos, existe un rodante cuyos ocupantes usan la misma vestimenta jean con un buzo el parrillero, mientras que el otro relativamente viste casual, pero ambos con casco.

Le llegan a las personas que se encuentran desprevenidas, bien sea por la calle o en su residencia, les solicitan los objetos de mano, como la cartera, celular y el bolso.

Esta solicitud va precedida, mostrándoles que llevan en el cinto un arma de fuego o en su defecto los encañonan. Estas dos personas tienen amedrentados a los habitantes de los barrios Coquivacoa, José Antonio Galán, Guapuna, Las Mercedes, Luis Antonio Robles y últimamente llegan al Cooperativo.

En días pasados, realizaron un asalto múltiple, a un grupo de jóvenes perteneciente a una empresa quienes realizaban una campaña de afiliación y mientras descansaban en un frondoso árbol, les llegaron, llevándosele: cuatro celulares, entre ellos, varios de alta gama y 600 mil pesos.

El parrillero tuvo tiempo hasta la subirse por una reja a recoger uno de los celulares que una dama se resistía a perder y lo había lanzado a una terraza de una vivienda. De las 6 personas solo se salvó una, porque no se dieron cuenta que había guardado el celular en el bolsillo de atrás.

Este suceso ocurrió la semana anterior en la calle 12a con carrera 17, en donde días atrás, en una casa vecina también la moto los había visitado y mientras una señorita hablaba por celular le llegó el inoportuno visitante y le solicitó el celular.

La tarde de este domingo, el susto le correspondió a un ciudadano de la ciudad de Medellín quien se encontraba al frente de su vivienda, localizada en la carrera 18 con carrera 11a, barrio José Antonio Galán y llegó el visitante, y con arma en mano lo obligó a que le entregara el celular.

Aunque la Policía del cuadrante tiene conocimiento de los múltiples asaltos que se vienen presentando en la Comuna, todavía no han dado para ubicar a los delincuentes quienes tienen azotados este sector de Riohacha.

-Publicidad-