La diputada Astrid Ariza Parra, fue autora de la proposición por la cual se exaltó al padre Jefferson Ariza Ojeda y fue ella misma quien se la entregó.

Con lágrimas en los ojos y lleno de agradecimiento, el padre Jefferson Ariza Ojeda recibió la máxima condecoración otorgada por los diputados de la Asamblea departamental de La Guajira, quienes en la mañana de este martes le entregaron la medalla Luis Antonio Robles Suárez por su tarea misionera.

Esta condecoración le fue otorgada bajo la proposición 007 del 2019, en el salón Luis Antonio Robles, durante el cierre del periodo de sesiones ordinarias. Allí estuvieron presentes personas públicas del ámbito político, social y mujeres de la iglesia quienes acompañaron al vicario en este homenaje.

Durante la entrega, la diputada Astrid Ariza indicó que este reconocimiento fue otorgado en unanimidad por los cabildantes, quienes quisieron exaltar a este servidor de la iglesia católica por sus 20 años de sacerdocio, los cuales ha ejercido en los municipios de Manaure, Albania, Maicao, Barrancas y Riohacha.

Padre Jefferson conmovido dirigió sus palabras de agradecimiento a Dios y a los presentes.
-Publicidad-

Los diputados demostraron alta admiración y respeto por este hombre de Dios, a quienes reconocen como guía espiritual, por tal razón al momento de ser entregada la medalla y la condecoración, todos los diputados subieron al escenario para realizar dicha entrega.

Ante tal manifestación de cariño el padre Jefferson no pudo contener las lágrimas y por un momento quedó sin voz, pero retomó su discurso en el que manifestó agradecimiento a las comunidades que ha dirigido durante su ministerio, a monseñor Héctor Salah Zuleta y a los diputados que a bien tuvieron el deseo de reconocer sus 20 años de vida sacerdotal.

“Quiero agradecer al señor todo lo que me ha permitido hacer y él sabe perfectamente, que nada he hecho por vanagloria, ni por buscar honores y reconocimientos vanos, todo lo que he hecho ha sido por el bien de mi gente, por el bien de mi guajira” manifestó en padre Jefferson Ariza.

Los diputados durante la entrega de la condecoración.

También aseguró que es consciente que, así como ha encontrado a Dios en su corazón también en cada uno de sus paisanos puede encontrarse.

Al final de su mensaje, elevó una petición a Dios por la vida y el rol que desempeñan los diputados, quienes pidieron al unísono la bendición al sacerdote quien sin duda les otorgó sabiduría, fortaleza, honestidad y un espíritu dócil a los designios de Dios.

De igual manera exhortó a los guajiros a que busquemos de Dios y que todo lo que se haga sea para su gloria y honra “invito a todos mis paisanos guajiros a que abramos nuestro corazón a Dios y busquemos de él y que todo lo que hagamos se lo otorguemos a él”.

-Publicidad-