El propio rector Carlos Robles Julio estuvo acompañando a sus estudiantes en el plantón que hicieron en la mañana de este jueves en frente a la Gobernación.

Gracias al reclamo justo de un derecho, se lograron resultados positivos. Por segundo día consecutivo, los estudiantes de La Universidad de La Guajira salieron a la calle Primera del Distrito para realizar el plantón para levantar la voz de protesta por medio de manifestaciones culturales y exigir su derecho a la educación.

Nunca perdieron la gallardía de lograr sus objetivos y cinco horas al sol valieron el esfuerzo para que las autoridades Wayúu, estudiantes, Gobernador y Viceministro de Educación, lograran un acuerdo para aprobar el proyecto de regalías por 26 mil millones de pesos, el cual asegura toda vigencia del primer y segundo semestre del 2019.

Wilson Rojas Vanegas, gobernador (e) de La Guajira, se dirigió a los estudiantes, después de realizar el acuerdo con el Viceministro de Educación.

«La presencia del Viceministro nos abrió el camino para que podamos seguir trabajando en ese proyecto. No van a tener la necesidad de irse a paro el año entrante. Estoy seguro que este es el último paro que tienen que hacer, del que me llena de alegría porque se muestran los usos y costumbres, en reconocimiento de la importancia que tiene la palabra en el pueblo Wayúu», afirmó el gobernador (e) Wilson Rojas.

Segundo Vangrieken Epinayu.
-Publicidad-

Con letreros alusivos a sus peticiones, los jóvenes guajiros, personal docente y administrativo, se acercaron desde las 10:00 de la mañana de este jueves para unirse, sin embargo, que el viceministro de educación, Luis Fernando Pérez, los viera durante su manifestación pacífica, era uno de sus objetivos, por lo que cerca de las 11:00 a.m., empezaron las actividades con las palabras de un portavoz Wayúu.

Durante la alocución, se mantuvo la misma posición desde un principio: «No queremos un papel firmado por transición, sino que nos garanticen la ecuación gratuita de generación en generación. Venimos a luchar por el derecho a la educación por medio de la ordenanza 214», exclamó el líder estudiantil Wayúu, Segundo Vangrieken Epinayu.

Al ritmo del tambor, los estudiantes indígenas empezaron a bailar la yonna, momento en el que también se unieron jóvenes alijunas y docentes como muestra de la unión que existe en la protesta hasta que llegada las 4:00 de la tarde se dieron a conocer las conclusiones de la reunión. Se prevé que, a partir de este viernes, toda la comunidad estudiantil regrese a las aulas de clases.

-Publicidad-