La familia Carrillo Pérez, acompañado de amistades y demás familiares despidieron a 'Papá Chiquito' en su último adiós.

En medio de una tarde nublada que terminó en lluvia, familiares y amigos de Miguel Félix Cataño le acompañaron hasta su última morada, siguiendo sus enseñanzas de fidelidad y compañía.

“Se fue nuestro compañero de toda la vida, quedamos nuevamente huérfanos”, decían una y otra vez con lágrimas en los ojos sus sobrinos a quienes amó como hijos y nietos, quienes agradecieron a Dios su entrega incondicional y los años de vida que les permitió gozar de la presencia de su ser querido.

Una misa de cuerpo presente celebrada en la iglesia San Rafael, comunidad cristiana en la que profesó su fe, fue el lugar de encuentro y oración donde familiares y amigos llegaron en busca de fortaleza en la palabra de Dios que les reconfortó con alabanzas y la prédica dirigida por el padre Jefferson Ariza.

-Publicidad-

En el recinto varias personalidades del ámbito social y político de la localidad acompañaron a la familia Carrillo Pérez. Al finalizar la eucaristía con la bendición de envío, los hombres de la familia cargaron en hombro el féretro de Miguel Félix cuya carroza fúnebre fue escoltada por una banda musical que entonó la marcha hacia su sepulcro.

Ya en el cementerio central las gotas de lluvia empezaron a caer junto con las lágrimas de sus familiares quienes dijeron que hasta el cielo lloraba su partida, antes de ser sepultado, los aplausos se hicieron escuchar en señal de la felicidad que él transmitía, sus familiares agradecieron a los presentes la compañía y el apoyo ante la irreparable pérdida.

-Publicidad-