Wilbert Hernández Sierra, gobernador de La Guajira.
Wilbert Hernández Sierra, gobernador de La Guajira.
-Publicidad-

El departamento de La Guajira en menos de ocho años ya ha tenido 11 gobernadores. Este hecho por sí solo constituye una clara evidencia de la profunda crisis institucional que padecen los guajiros y que solo ha producido corrupción, muerte, desnutrición y mucha pobreza.

Para regir el Departamento durante los próximos siete meses, el presidente Iván Duque confió en Wilbert Hernández Sierra. Este cargo lo deberá entregar el 1 de enero al próximo gobernador, que se elegirá en los futuros comicios que se realizarán en el mes de octubre de este año.

Por ello, este domingo 2 de junio, el nuevo gobernador fue a su ciudad natal a encontrarse con todas las personas interesadas en el diálogo como herramienta para conseguir respuestas a las preguntas que nadie sabe responder, en medio de una de las peores crisis económicas y administrativas que sufre tanto la ciudad de Maicao como el Departamento mismo.

El Gobernador (D) de La Guajira escuchó en la Universidad a representantes y líderes sociales de todos los gremios y sectores económicos de Maicao, para conocer qué sucede y qué propuestas existen para salir del ‘atolladero’ en el que está la ciudad.

Temas como el Estadio Hernando René Urrea Acosta, la intervención de la educación y la salud, y las alternativas laborales fueron anotados por Hernández Sierra para su evaluación. Al terminar la jornada habían sido seis horas de tertulia.

“Tengo que hacer un balance de lo que hay hoy en el Departamento de La Guajira. Hablar sobre las problemáticas que están latentes dentro del departamento sería irresponsable sin antes hacer un diagnóstico concienzudo”, señaló Hernández Sierra a los medios de comunicación. 

El Mandatario explicó que, a pesar de no haber recibido formalmente el Departamento, ya solicitó a todos los entes, instituciones, administraciones temporales y secretarías, sus informes de gestión para conocer los números y poder planificar estrategias que puedan darle un vuelco positivo a toda la situación que se vive.

El gran reto para Hernández Sierra y para quien le reciba el año próximo, será sacar provecho del crecimiento que ha tenido el Producto Interno Bruto gracias a la actividad minera y sus regalías, explotar el potencial lumínico de la Península, recuperar el control de los ejes viales, recuperar la producción cárnica y pesquera, fortalecer el intercambio cultural y económico con el vecino país de Venezuela.

También deberá atacar el contrabando, la informalidad, el tráfico de estupefacientes, la violencia, el desempleo, mejorar el nivel de acceso a servicios básicos y recuperar la imagen tanto turística como institucional del departamento. Todo ello, sin cuantificar el impacto de fenómenos como la escasez de combustible, la ola invernal 2019 y el éxodo venezolanos.

“Debo decirles que no soy nada sin el pueblo de Maicao. No habría llegado a ninguna parte sin Maicao. Aquí es donde mis padres trabajaron honradamente para hacerme un profesional. Hoy me siento en deuda con el pueblo de La Guajira y en especial para la ciudad de Maicao”, fue lo que dijo Wilbert Hernández Sierra a terminar el evento.

-Publicidad-