En una clínica de la ciudad de Riohacha, se recupera de la bala que recibió Wilson Trujillo, luego de no permitir que el delincuente le hurtara el celular.
-Publicidad política pagada-

Fue a la tienda a comprar papas y regresó con una herida a bala

La inseguridad en las calles del Distrito aumenta cada vez más, hasta el punto que para los ciudadanos, salir a comprar a la tienda se ha convertido en un peligro, al no saber en qué momento, antisociales puedan arremeter contra sus vidas.

Así lo confirma Wilson Trujillo, de 37 años de edad, quien el pasado viernes, alrededor de las 8:00 de la noche, en medio de una acción heroica, pero arriesgada, enfrentó a ladrones que intentaron hurtarle su celular, en una tienda del barrio 20 de Julio, de Riohacha, mientras se encontraba con su hija de 6 años, comprándole unas papas.

Trujillo, quien desde hace varios años se dedica al comercio, cuenta que mientras realizaba la compra, recibió la llamada de un cliente, que salió a responder afuera del establecimiento.

-Publicidad política pagada-

“Sorpresivamente fui abordado por una persona que se bajó de una moto y amedrentándome con un arma de fuego, me exigía que le entregara el celular. Al sentirme acorralado, mi reacción fue intentar quitarle el arma, lo que provocó que este, accionara el arma y me propinara dos disparos a quemarropa”, dijo Trujillo.

Explica que uno de los disparos penetró por la parte superior de su abdomen, pero que milagrosamente, salió por el lado derecho de su pelvis, sin causarle daño a ninguno de sus órganos, mientras que el otro, paradójicamente lo recibió el teléfono móvil, que en ese momento cargaba en su mano.

“Reconozco que fue una reacción arriesgada y que me salvé de milagro, gracias a que durante el forcejeo con el ladrón, siempre puse mi cuerpo de lado, lo que impidió que los disparos penetraran de frente en mi abdomen y me afectaran de mayor gravedad”, anotó la víctima.

La hazaña de Trujillo continuó, luego del incidente, cuando al verse herido, se subió a su motocicleta y se trasladó hasta una clínica de la ciudad, en donde recibió atención médica.

Se conoció que los ladrones huyeron del lugar, quedando registrados en cámaras de seguridad, que en este momento están siendo verificadas por las autoridades para dar con su identificación.

-Publicidad-