Oneida Rayed Pinto Pérez
Oneida Rayed Pinto Pérez.

La única mujer que ha sido elegida gobernadora de La Guajira por elección popular, Oneida Rayed Pinto Pérez la sigue salpicando la Fiscalía General de la Nación, en esta oportunidad la involucra en un proceso de la fabricación de adoquines.

La acusación la hace la fiscal 46 Anticorrupción, Ángela Santana, delante del Juez 45 de Control de Garantías de Bogotá, en el Complejo Judicial de Paloquemao, en audiencia pública realizada de este martes.

La Fiscalía le imputó los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, concierto para delinquir, contratación sin el lleno de requisitos, falsedad en documento público y privado y peculado por apropiación.

-Publicidad-

Según la Fiscalía, estos hechos fueron cometidos cuando Pinto Pérez se desempeñaba como alcaldesa del municipio que la vio nacer, Albania y el contrato se suscribió entre los años 2010 y 2011, pero Pinto Pérez no los aceptó.

La fiscal explicó en la vista pública que cuando era alcaldesa firmó el contrato de construcción adoquines por 12.590 millones de pesos y su propósito era enlosar las calles y carreras de Albania, haciéndose más tarde un adicional al contrato por 6.675 millones de pesos.

Los contratos fueron usados con fines políticos, precisó la Fiscal, porque se contrataron a 2.165 personas, para que ejecutaran la mano de obra y esto se realizó al tiempo que se efectuaban las inscripciones de cédulas para los comicios venideros, en donde Pinto Pérez tenía intereses.

-Publicidad-