La Guajira ha venido sufriendo de los efectos del cambio climático y el barrio José Antonio Galán en Riohacha es un fiel ejemplo de los problemas que atraviesa el Departamento.
La Guajira ha venido sufriendo de los efectos del cambio climático y el barrio José Antonio Galán en Riohacha es un fiel ejemplo de los problemas que atraviesa el Departamento.

Así lo manifestó Malka Moreno Fernández, directora del instituto de estudios ambientales y aprovechamiento del agua (Inesag) de la universidad de La Guajira, al referir que sin la academia las políticas planteadas para afrontar los efectos del cambio climático no tienen sentido.

“Debemos articular las acciones desde la academia para que surjan las iniciativas ante las políticas planteadas, porque si las iniciativas no surgen y no se articulan con las investigaciones, esas políticas fracasarán”, manifestó Moreno Fernández, señalando que todos deben vincularse para atender los efectos adversos del cambio climático.

Indicó que las soluciones deben buscarse desde los diferentes enfoques, como las ciencias sociales, recurso hídrico, sector de construcción ya que los cambios abruptos siguen aumentando y específicamente en La Guajira se siente con la problemática del agua y los ciclos de sequía extensos.

-Publicidad-

La Guajira ha venido sufriendo de los efectos del cambio climático y el barrio José Antonio Galán en Riohacha es un fiel ejemplo de los problemas que atraviesa el Departamento.“Se esperaba que la temperatura promedio mundial para el 2030 estuviera en los 1.5° pero técnicamente ese valor ya se rebasó, estamos sobre el 1 por ciento y eso lo sentimos todos los días, frente a esto debemos buscar las alianzas que generen verdaderas acciones entre la academia y la políticas públicas”.

También indicó que fue un reto realizar este congreso pero el mismo se hizo con el aval de la maestría Gestión Integral Frente al Cambio Climático, que es primera en su tipo a nivel latinoamericano y es de la universidad de La Guajira la cual se encuentra en su primera corte con un total de 21 estudiantes investigadores.

“Lo hicimos porque queremos promover el programa de la maestría, dar a conocer lo que tenemos desde la Universidad y lo que podemos ofrecer como academia de investigación, para enlazarlo con la sociedad civil, empresarios, sector público, porque no podemos estar desligados ya que en la academia está el conocimiento y esto es lo que va a permitir que los proyectos de gestión planteados se alcancen”, puntualizó.

-Publicidad-