Aquí a la izquierda aparece el señor padre del policía asesinado, junto a varios de sus amigos, quienes lamentaron su partida.
-Publicidad-

Por REI Santana

José Javier Arenas Fuentes, el policía maicaero que murió en el Cesar, recibió cristiana sepultura siendo acompañado por un centenar de personas, en su mayoría familiares, amigos, conocidos y compañeros de trabajo.

-Publicidad-
-Publicidad-

Este policía fue vilmente asesinado cuando acudió a un falso llamado de emergencia junto a otro patrullero, donde fueron emboscados por delincuentes. El suceso cobró la vida de José Arenas y dejó mal herido a su compañero Cristian Montes Cruz.

Durante la tarde de este miércoles se ofició una misa en la icónica iglesia Nuestra Señora del Carmen donde el Padre Jefferson Ariza y los cientos de asistentes rezaron por su eterno descanso.

“Era muy comprometido con su trabajo y por eso venía a casa cada dos meses. Hace poco estuvo aquí en Maicao y departimos con él sin saber que nos estábamos despidiendo”, contó Rafael Arenas, hermano mayor del patrullero José Javier Arenas.

Luego de los servicios, un mariachi entonó canciones de despedida para un policía que murió siendo un héroe y un hijo que será siempre extrañado en el seno de una familia maicaera.

Finalmente, el cuerpo de José Javier Arenas fue llevado al cementerio colombo-árabe para ser sepultado, le acompañó una caravana donde solo se oían las canciones preferidas de José Javier y los llantos de sus familiares.

-Publicidad-