Sidney Darío Taylor Henríquez

Mucho se ha especulado por lo ocurrido en un cine de Barranquilla donde es señalado Sidney Darío Taylor Henríquez, de haberse tocado sus partes íntimas en presencia de menores, La Guajira Hoy LGH dialogó con él, quien asegura no rehusarse a la investigación que podrían abrir las autoridades.

Cabe mencionar que, Taylor es un destacado educador del claustro de educación superior más importante del Departamento, de profesión contador público, quien cumple más de 20 años entregándole conocimiento a los estudiantes en la asignatura de tributaria.

Sidney de 64 años, argumenta que no recuerda lo que sucedió, ya que su mente se nubló por un lapso que desconoce, cuando disfrutaba recorriendo varios almacenes del centro comercial.

“Mi mente quedó en blanco, yo lo que sentía era que corría y corría, y luego fui retenido por los guardias de seguridad, quienes me llevaron a un cuarto, hasta que llegaron uniformados de la policía y me llevaron a un CAI” menciona Sidney Darío.

También le podría interesar: Detienen a docente de UniGuajira por presuntos actos obscenos en sala de cine

Además, el señalado expresó que no recuerda cuando estuvo en el cine, y que posiblemente fue víctima de la delincuencia común.

“Estoy dispuesto a que las autoridades investiguen lo sucedido, pero penalmente nadie me acusó, por eso salí, nadie presentó denuncia, y hoy mi imagen está deteriorada”, dice el educador.

Lo último que Taylor Henríquez recuerda es haber llegado el pasado domingo al centro comercial, alrededor de las 7 de la noche, ingresar a varios locales, en especial a uno de zapatos, y después cuando era detenido por vigilantes.

“Permanecí en el CAI por un largo tiempo, hasta que llegó mi señora y al no haber denuncia me dejaron ir, revisé mi cuenta bancaria y 720 mil pesos que tenía fueron retirados, tampoco sé cómo ocurrió eso” expresó el contador público.

Luego de esto, Sidney Taylor llegó a su casa, donde menciona se orinó el pantalón y recibió varias llamadas, entre ellas, una de un médico, quien le comentó haber visto el vídeo y ver lo agitado que se veía.

“Él me dijo que con respecto a cómo veía, estaba a punto de infartar, esa noche no dormí, intenté descansar, pero mi cuerpo no daba y en algún momento de la noche boté una espuma blanca y espesa por la boca” asegura Taylor Henríquez.

Por último, el docente menciona que ante la situación ha recibido un rotundo apoyo, donde sus colegas, estudiantes y familiares han tratado de restablecer su imagen ante la ciudadanía guajira que lo señala.

-Publicidad-