Digno de un personaje ilustre fue la despedida hacia la última morada de Ricardo Mario Márquez Iguarán, quien en vida fuera un destacado hombre que brilló por su entrega al servicio social, el desarrollo y la cultura en distintas facetas de su existir.

Ricardo Mario Márquez Iguarán
Ricardo Mario Márquez Iguarán

Precursor de la cultura a través de la música y apasionado por la literatura, este riohachero fue despedido con todos los honores que solo quienes tuvieron la dicha de conocerlo pudieron resaltar en cada palabra expresada.

La tarde de este miércoles la catedral Nuestra Señora de los Remedios estuvo repleta de mucho sentir, la nostalgia se notaba pero esta era opacada por los hermosos recuerdos que dibujaban una sutil sonrisa en los rostros de quienes recordaron sus muchas virtudes y se reconfortaban con dar gracias por su existir.

La música de sinfónica ofrecida por los jóvenes de Fundarte Guajira de la cual fue creador, acompañó la santa eucaristía que ofrecieron en su honor, donde las oraciones por el reconfortar de sus seres queridos se dejaron escuchar.

Antes de la bendición final las palabras de elogio expresadas a través de decretos post mortem por parte del Distrito de Riohacha, resoluciones emitidas por la Academia de Historia de La Guajira y Fundarte.

También fueron leídas las reseñas de vida, cartas y poemas que estuvieron acompañadas de aplausos.

Circe Nilca Márquez Romero, su hija mayor, en representación de su familia llena de orgullo, solo expresó palabras de agradecimiento a Dios por la valiosa vida de su padre y los presentes por la admiración y el respeto que sentían hacia él.

-Publicidad-