El cuerpo sin vida de José Javier Arenas Fuentes, quien fue muerto en el departamento del Cesar.

Por REI Santana.

Regresó a su casa natal en Maicao el cuerpo sin vida de José Javier Arenas Fuentes, patrullero de la Policía Nacional asesinado en una emboscada el pasado 20 de julio en el municipio de Aguachica, del departamento del Cesar.

El patrullero Arenas Fuentes fue recibido con honores por parte de la Policía Nacional y velado con una capilla ardiente en la casa que le vio crecer toda su vida, ubicada en el barrio Miraflores de Maicao, donde familiares y amigos lloraron esta terrible pérdida.

Rafael Arenas, uno de los cuatro hermanos de José Javier, contó entre lágrimas a este medio de comunicación, que la familia estaba sufriendo momentos de mucho desespero y desasosiego por el vacío que deja en la vida de todos en su hogar.

También le podría interesar: Policía maicaero fue asesinado en el departamento del Cesar

“Esto es algo desesperante. Es algo que no se puede expresar. Él era la cabeza de la casa, estaba pendiente de todos y tenía un gran corazón. Una persona excelente de las que no nace todos los días por eso nunca nos imaginamos vivir este dolor”, dijo Rafael Arias.

En la velación estuvo presente el comandante del Distrito de Policía Maicao, el Mayor Oscar Vargas, quien se solidarizó con la familia a la vez que rechazó estos actos que enlutan nuevamente a la institución policial.

“Es muy lamentable esta situación y por eso estamos acá acompañando a su familia. Es un hecho totalmente repudiable. La pérdida de un compañero nuestro por la acción violenta de terroristas.”, indicó Oscar Vargas.

José Javier Arenas Fuentes sirvió durante 9 años y medio a la Policía Nacional, murió a la edad de 33 años, el menor de 5 hermanos deja una esposa también policía y un hijo en orfandad. Sus restos serán sepultados en el Cementerio Colombo-Árabe de Maicao.

-Publicidad-