En una clínica de Maicao fue atendido el extranjero que se enfrentó a los uniformados y terminó herido.
En una clínica de Maicao fue atendido el extranjero que se enfrentó a los uniformados y terminó herido.

Por REI Santana.

La noche del pasado lunes, se presenció una persecución policial que involucró a dos hombres en una motocicleta y patrullas del cuadrante policial que vigilan los sectores del casco urbano del municipio de Maicao.

La acción comenzó cuando dos hombres fueron vistos en actitud sospechosa en las inmediaciones de la calle 16 con carrera 16, ante lo cual los ciudadanos advirtieron al cuadrante policial del sector.

Los hombres se movilizaban en una motocicleta bóxer, sin placas y al observar la presencia policial trataron de huir tomando la calle 17 sentido oeste, a pesar de que los uniformados les solicitaron detenerse.

La persecución llegó hasta la carrera 8 del barrio San José, donde el parrillero de la motocicleta se bajó y amenazó con un arma a los policías, mientras su compañero completaba el escape en la moto.

En el intercambio de disparos con los policivos, el hombre fue reducido con un disparo de precisión que le atravesó la pierna derecha sin poner en riesgo su vida ni su salud.

El detenido fue identificado como Carlos Alfredo López, de 31 años de edad y procedente de Venezuela. Se le encontró en su poder un arma de fuego marca Whalther modelo PPK, calibre 380 con 3 cartuchos para la misma.

La Policía Nacional llevó al detenido a una clínica para que recibiese las atenciones necesarias para garantizar la curación de la herida que sufrió. Luego fue puesto a disposición de la Unidad de Respuesta Inmediata de la Fiscalía para responder por los distintos delitos cometidos.

El comando de policía dio a conocer el resultado de estos operativos y explicó que se han logrado contrarrestar los delitos de porte ilegal de armas y de hurto en todas sus modalidades en la ciudad de Maicao y que sigue trabajando sin tregua contra la delincuencia para garantizar la paz, la sana convivencia y la tranquilidad de los habitantes de La Guajira.

-Publicidad-