Un juez de control de garantías de Valledupar dictó medida de aseguramiento en centro carcelario y casa por cárcel a dos ciudadanas que aparentemente le exigían una fuerte suma de dinero a un hombre en el sur de la Península de La Guajira.

Se trata de Susana Andreina Beleño Cortes y Martha Patricia Bustamante Duica quienes fueron capturadas en la capital del Cesar, por funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación y miembros del Ejército de ese mismo Departamento.

Según las autoridades, ambas femeninas eran investigadas como presuntas responsables de los delitos de concierto para delinquir agravado y extorsión por delitos ocurridos en La Guajira.

En las audiencias concentradas se conoció la extorsión a un ganadero de la región, quien instauró una denuncia en la que manifestaba que había recibido una llamada de una persona que aseguraba ser integrante del ELN, y que le exigía el pago de 100 millones de pesos o de lo contrario debía asumir las consecuencias.

Al parecer, como la víctima no cedió a las millonarias pretensiones, días después varios hombres armados llegaron a la finca y pintaron las paredes de la casa con las iniciales del ELN. Ese mismo día aseguraron que no estaban jugando y que debían pagar $20 millones.

Ante la situación comenzaron las investigaciones y se pudo identificar entre las personas a quién se les debían hacer las consignaciones, una de ellas, Bustamante Duica contra quien existen tres procesos por el delito de extorsión y otro más por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Igualmente, las autoridades pudieron establecer que la misma persona figura con un número alto de retiros en empresas de giros que llegaban a nombre de ella, al parecer, producto de extorsiones, motivo por el cual, el togado decidió su sentencia.

En la tarde de este viernes, un juez avaló los argumentos de la Fiscalía para solicitar medida de aseguramiento en cárcel para Bustamante Duica, pero le otorgó detención domiciliaria a Beleño Cortes por estar en embarazo.

-Publicidad-