-Publicidad política pagada-

Estudiantes de la escuela Isabel Jusayú, docentes y la autoridad tradicional de la comunidad Yotojoloin, municipio de Uribia, realizaron una jornada llena de dinamismo y alegría, para celebrar el Día Mundial de la Bicicleta, siendo esta, una actividad liderada por la Fundación Cerrejón.

Guillermina Pushaina, madre de Luis Ángel Jusayú estudiante de la sede Isabel Jusayú y uno de los beneficiados con el programa Mi Bici, agradeció a la Fundación Cerrejón su acompañamiento.

“La bicicleta es un medio que nos ha facilitado la vida; mi hijo la utiliza para ir y venir del colegio, para ayudarme a buscar agua, a traer leña, a cargar las compras de la carretera a la casa, entre otras cosas. Muchas gracias a la Fundación Cerrejón y a la Fundación Postobón por haber pensado en nosotros», dijo.

-Publicidad política pagada-

Con obra de teatro, baile y una charla sobre la historia de la bicicleta, liderada por el comité comunitario del proyecto Mi Bici, la comunidad celebró el Día Mundial de la Bicicleta haciendo énfasis en los beneficios que trae el uso de este medio de transporte.

La fecha se conmemora en el marco del proyecto Mi Bici liderado por la Fundación Cerrejón y la Fundación Postobón, a través del cual se mejoraron las condiciones de movilidad y optimización de tiempos en acarreo de agua con la donación de 200 bicicletas para estudiantes del aula Isabel Jusayú. 

Janneth Daza, directora de la Fundación Cerrejón: “Para nosotros es muy importante conmemorar el Día Mundial de la Bicicleta junto con las comunidades, reconocemos que es un medio de transporte sencillo, fiable y ecológico, que además facilita el acceso a la educación, al deporte y en nuestro caso particular, al acarreo de agua.

Observar esta actividad es muy satisfactorio, apreciar el compromiso de los padres, los docentes y los niños en el cuidado que han tenido con las bicicletas entregadas producto de una alianza con la Fundación Postobón».

Así mismo, a través del proyecto Mi Bici, en 2016 se entregaron 120 bicicletas en la comunidad Santa Ana, municipio de Maicao con el mismo propósito: que los estudiantes las usaran como medio de transporte para asistir a la escuela y la recolección y acarreo de agua, actividad que normalmente la realizan las mujeres o los niños en la cultura Wayúu.

Las bicicletas cuentan con unas parrillas y canastas retráctiles que permiten cargar dos recipientes de agua con capacidad de 20 litros.

La Fundación Cerrejón sigue haciéndole seguimiento al proyecto con el fin de darle cumplimiento a los objetivos enfocados en promover el alto rendimiento escolar de los estudiantes beneficiados, minimizar los índices de deserción escolar y mejorar la estrategia de acarreo de agua, una de las necesidades más sentidas de La Guajira.

-Publicidad-