Este es el arroyo Bruno ya modificado y pese al verano que azota a este sector de La Guajira, tiene algo de agua.
Este es el arroyo Bruno ya modificado y pese al verano que azota a este sector de La Guajira, tiene algo de agua.

Con la finalidad de dar a conocer en qué consistieron las obras de modificación parcial del cauce del arroyo Bruno, el desarrollo del proceso de restauración ambiental y lo contemplado en el plan de compensación del proyecto donde participan comunidades de su área de influencia se desarrolló un encuentro en cual participaron periodistas de los principales medios de la región.

En esta actividad Guillermo Fonseca, explicó que este plan es de gran envergadura y según lo dicho por expertos es un referente a nivel mundial, destacó que en Colombia se puede beneficiar de la forma en que se hizo sirviendo de estándar de este tipo de proyectos u otros que se realicen.

Destacó que este proyecto que implicó una inversión con los estándares más altos para el desvío lleva más de dos años quieto, sin producir. En ese sentido señaló la importancia de poder acceder al proyecto del tajo la puente 1A, en relación a las comunidades explicó que es una de las formas de seguir reinvirtiendo en ellas, con proyectos destinados al bienestar de La Guajira, a través de la producción de Cerrejón y particularmente en este proyecto.

Guillermo Fonseca, presidente de Cerrejón, al fondo el cauce nuevo del arroyo Bruno.
Guillermo Fonseca, presidente de Cerrejón, al fondo el cauce nuevo del arroyo Bruno.
-Publicidad-

Ponerlos a funcionar nos conviene a todos, le conviene al país por los ingresos fiscales, a La Guajira por las regalías y la inversión social que se puede hacer, a las comunidades porque se seguirán invirtiendo en inversión social voluntaria y a cerrejón para recuperar la inversión que ha hecho.

Sobre los intereses fiscales que le genera al país la producción del carbón, explicó que va de acuerdo al precio del carbón, si el precio está en 70 o 80 dólares la tonelada, serian aproximadamente 250 millones de dólares en regalías y una cifra similar en impuestos, quiere decir que Colombia percibe 500 millones de dólares al año solo con la producción de Cerrejón.

En otro contexto sobre las problemáticas que atraviesa la empresa, destacó que esta situación la manejan como retos que se deben enfrentar, en tal situación la opción de la empresa es unirse y salir adelante “trabajar y volver los retos en oportunidades que beneficien la región y las comunidades de La Guajira”.

Definió la caída de los precios del carbón como una situación coyuntural y esperan que se recupere pronto, en tal sentido hizo una solicitud al gobierno para que mientras se supera esta situación les facilite el manejo de la crisis con medidas de alivio del flujo de caja como podría ser, difiriendo los pagos de algunas de las obligaciones tributarias.

Un grupo de periodistas caminaron el nuevo cauce del arroyo Bruno.
Un grupo de periodistas caminaron el nuevo cauce del arroyo Bruno.

Señaló que de parte del gobierno nacional es importante reconocer que hay una ventana de oportunidades que se está cerrando tanto en el Cesar como en La Guajira “sería una lástima que el país dejara las reservas de carbón térmico enterradas”.

También explicó que se debe diseñar una política aceleración de captura de valor, que consiste en una serie de incentivos para que las compañías quieran invertir más para producir a niveles rápidos y altos “aprovechar la demanda de carbón térmico”.

Finalmente, Guillermo Fonseca, precisó que el proyecto La Puente es fundamental para el próximo año “si no sale tendremos que ver que hacer porque no nos daremos por vencidos” sin embargo, reiteró que se requiere para poder tomar un segundo aire y comenzar a enfocarse en la siguiente meta.

-Publicidad-