Ningún vendedor se puede colocar al frente del principal templo de Dios en Albania.

Diferentes anuncios fueron pegados en la puerta principal del templo católico San Rafael del municipio denominado La Princesa Negra de La Guajira.

Los comunicados fueron colocados por el sacerdote de la iglesia, Ismael Saldarriaga quien deja claro su molestia por la presencia de vendedores ambulantes en el sector, así como la no admisión de la falta de cultura de algunas personas, que botan basura en lugares públicos.

Ante la situación, los comerciantes se vieron sorprendidos, ya que el ingreso a su sitio de trabajo fue prohibido.

Con estos avisos el cura ahuyentó a los vendedores.
Con estos avisos el cura ahuyentó a los vendedores.
-Publicidad-

En la iglesia, aún reposan los carteles impresos con letras negras en mayúscula sostenida y pegados con cinta adhesiva, donde dos de estos dice: ‘Prohibido poner venta de ninguna clase ¡aquí!’.

La decisión fue tomada debido a las críticas de los feligreses quienes le manifestaron al cura que a diario el frente de la iglesia se veía como un mercado persa.

Muchos feligreses de la religión católica aplaudieron la iniciativa e indicaron que estaba en mora la colocación de ese aviso que indicaba la prohibición, debido a que muchas veces les ha tocado ir a recibir la homilía de la mañana en medio de vendedores, situación que es incómoda para ellos.

-Publicidad-